«Relatos con-fin-a-dos», cinco cortos que salen de una «locura» de proyecto

Silvia García Herráez MADRID / EFE

PLATA O PLOMO

Luis Tosar y su mujer María Luisa Mayol son dos de los protagonistas

03 jul 2020 . Actualizado a las 10:23 h.

Thriller, amor, humor o romance, todo cabe entre cuatro paredes cuando el talento de Luis Tosar, Manuela Velasco o Álvaro Rico se une a un proyecto experimental, unas historias autoconclusivas rodadas durante el confinamiento. Son los  que llegan este viernes a Amazon Prime.

Entre cuatro paredes, con las nuevas tecnologías, un equipo de rodaje básico (móviles convertidos en cámaras de cine y trípodes) y un contexto tan particular como el de un confinamiento a causa de una pandemia global, actores y directores se han metido de lleno en un proyecto que se convirtió en una «locura», como señala a Efe Manuela Velasco.

«Ha sido una auténtica locura rodar en casa con lo poco que teníamos y con nuestras nociones básicas de técnica», apunta Velasco. Para que todo ello saliera bien, los actores han tenido que estar conectados a través de la aplicación de videollamadas zoom con el director y el director de fotografía.

Todo un reto, asegura. «No solo teníamos que encargarnos de la parte técnica, también de actuar y recibir órdenes a través de los ordenadores -que a veces se quedaban pillados- de ambos directores. Ha sido una experiencia agotadora, pero a la vez muy enriquecedora».

Una serie de cinco cortometrajes que ha contado con otros tantos directores: Álvaro Fernández Armero, Fernando Colomo, Juan Diego Botto, David Marqués y Miguel Bardem, que demuestran que la «imaginación no tiene límites» y que siempre es «buen momento» para contar una buena historia.

El actor Luis Tosar, que junto a su mujer, la actriz chilena María Luisa Mayol, protagoniza el thriller Gourmet (dirigido por Botto), cuenta a Efe que fue una sorpresa «muy grande» el recibir este proyecto.

«En plano confinamiento, encerrados y sin saber qué hacer, la verdad es que fue muy gratificante». Opinión que también respalda Velasco, ya que, para ella, con la incertidumbre de si volverían a trabajar o no, este proyecto fue un «auténtico regalo».

Estas historias autoconclusivas (cinco en total), de entre 15 y 20 minutos, tienen como punto de partida el confinamiento, aunque según se va desarrollando la historia se va desligando del mismo.