Nuevo capítulo de «Néboa»: Mónica y Carmela identifican a nuevos sospechosos

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

PLATA O PLOMO

Moncho Fuentes

La sargento afronta el descrubrimiento de la relación entre Roque y Ana en el episodio que TVE emite este miércoles, a las 22.40 horas

05 feb 2020 . Actualizado a las 08:29 h.

¿Quién observaba a Vega y Gael en el anterior capítulo de Néboa? ¿A qué o a quién disparó Antón mientras esperaba en el interior de la casa de Roque? Tres crímenes violentos se suman ya en Néboa. Tres cadáveres marcados con la máscara del Urco. Este miércoles, a partir de las 22.40 horas, Televisión Española emite el cuarto episodio y cada vez son más las preguntas que las respuestas en esta búsqueda incansable de un asesino que anda suelto por esta isla atlántica y misteriosa.

El último en morir ha sido Mario Castro, Cascudo. Su fallecimiento ha caído como un jarro de agua fría en el cuartel de Néboa. La investigación no tarda en arrojar nuevos datos que ayudan a Mónica y a Carmela a identificar a nuevos sospechosos del crimen de Ana y de todos los que han venido después. Pero, a pesar de estar inmersas en la investigación exhaustiva del caso, los problemas personales interfieren en el caso del Urco: Carmela tiene que hacer frente al descubrimiento de la relación que mantenían Roque y Ana, por lo que Mónica no duda en ofrecerle un poco de tiempo para poder ordenar su vida.

Tampoco Vega está tranquila en la isla. Durante un paseo con Gael, la hija de la teniente Ortiz se reencontrará con su pasado, algo que nadie esperaba que pudiera suceder.