Diego Ávalos: «Nos emociona pensar que vamos a enseñar Galicia a una audiencia global»

Netflix busca «historias que aúnen la singularidad de lo local con un atractivo global», explica el vicepresidente de contenidos originales de la plataforma en España


redacción / la voz

Netflix graba en Galicia desde el pasado mes de octubre la serie española El desorden que dejas, escrita y dirigida por el ourensano Carlos Montero (Élite) y producida por Vaca Films. El 85 % del equipo que trabaja en ella es gallego y cuando se estrene en la plataforma llegará a 190 países y una audiencia potencial de 158 millones de espectadores. Diego Ávalos, vicepresidente de contenidos originales de Netflix en España, asegura que la plataforma de streaming persigue contar historias «que vayan de lo particular a lo universal» y que a partir de realidades locales reflejen sentimientos comunes a todos.

-Dos series españolas («La casa de papel» y «Élite») están entre las diez más vistas del año en Netflix. ¿Han desaparecido las fronteras para la ficción?

-En los últimos años, se ha producido una evolución. Históricamente, la industria del entretenimiento se ha guiado por los estándares que marcaban un país y una cultura concretos. Las tecnologías impulsaron la democratización y el acceso a nuevos contenidos, sin fronteras, y así el espectador puede disfrutar cualquier historia, independientemente de su origen. Nosotros tenemos la certeza de que las grandes historias pueden venir y pueden llegar a cualquier parte. La casa de papel o Élite son dos ejemplos en este sentido, pero hay muchos más. Al final la clave radica en eso, en el poder de historias que reflejan una realidad y una cultura local, pero que retratan con maestría temas y sentimientos universales.

-Ahora graban «El desorden que dejas», primera producción de Netflix en Galicia. ¿Cómo valora el trabajo con el sector audiovisual gallego?

-El desorden que dejas, la primera producción que hemos llevado a cabo íntegramente en esta comunidad, nos permite colaborar con algunos de los mejores profesionales. Solo así pueden contarse las mejores historias. Galicia cuenta con un ecosistema de talento increíble: además de trabajar de la mano de Carlos Montero, creador y director, y de la productora Vaca Films, esta producción ha reunido a un equipo multidisciplinar de más de 180 personas entre equipo técnico y reparto (el 85 %, gallego). Además, en El desorden que dejas participarán más de 1.600 extras provenientes de todos los rincones de la comunidad. Nos emociona pensar que el trabajo que estamos llevando a cabo en Galicia nos permite enseñar esta tierra -desde Celanova hasta Ribadavia, pasando por Xinzo de Limia u otros parajes emblemáticos- a una audiencia global. Una oportunidad para que espectadores de todo el mundo puedan disfrutar del maravilloso patrimonio natural y cultural gallego a través de sus pantallas.

-¿Por qué eligió Netflix a Madrid para instalar su primera sede de producción europea?

-Por su increíble talento, delante y detrás de la cámara. Por las grandes historias que nacen en este país. Por su particularidad única de servir de puente entre dos continentes, un enclave de conexión entre Latinoamérica y Europa. Es un país de enorme riqueza y, de hecho, la sede en Tres Cantos es uno de los puntos donde trabajamos, pero no el único. Estamos produciendo en Cataluña, Cantabria, en las islas Canarias, por mencionar algunos ejemplos. En cuanto a cifras, en el 2018, más de 13.000 actores, equipos y extras españoles trabajaron en originales de Netflix. En el 2019, calculamos que aumente a 25.000. Es un compromiso muy sólido.

-¿Cómo ha transformado esta plataforma el sistema de producción de las series?

-Nuestra cultura influye en todo lo que hacemos. La filosofía de asumir riesgos, la importancia del diálogo y la confianza marca nuestra relación con los creadores y el talento. En este sentido, buscamos siempre ser el mejor compañero para ellos: respetando y fomentando su libertad creativa, mitigando cualquier obstáculo y poniendo en sus manos todas las herramientas que tenemos que para que realicen su mejor trabajo, su mejor obra. Nuestra meta es apoyarles al máximo para que puedan cumplir sus sueños y que eso se refleje en las pantallas y conmueva al espectador.

-¿Con qué criterios seleccionan las series que producen? ¿Qué historias buscan?

-Buscamos historias que aúnen la singularidad de lo local con un atractivo global. Nuestro compromiso es el de proveer el mejor entretenimiento a los hogares, que la gente que se suscribe a Netflix encuentre historias que inspiren, que les hagan soñar, que se diviertan, que se emocionen, que encuentren diversidad, que vean reflejada su realidad y eso solo se consigue a través de propuestas auténticas y de miradas frescas.

-¿Es más fácil para los nuevos creadores encontrar oportunidades en este momento?

-Es un gran momento para la ficción española y eso beneficia a todo el sector. El papel del creador ha cambiado, se ha puesto al frente. Este resurgimiento hace que puedan encontrar más oportunidades para dar a conocer sus ideas, contar sus historias, tanto de la mano de plataformas como de canales. Mi equipo está haciendo todo lo posible por acercarse a los creadores de todo el país y queremos que así lo sientan. Este año hemos estado en Andalucía, Galicia, Cataluña, Cantabria… Nuestro objetivo es que, en los próximos meses, sean más.

«La competencia nos desafía a dar lo mejor de nosotros mismos»

La tercera temporada de La casa de papel fue el estreno de Netflix más popular en España en el año 2019.

-Tomando como referencia esta serie, ¿qué explica la diferente repercusión que tuvo en su emisión en abierto en Antena 3 y tras su llegada al mercado internacional?

-A nosotros nos encantó desde el primer momento, siempre tuvimos muchas esperanzas, pero nunca la certeza de que funcionaría así. Su éxito nos ha dejado boquiabiertos. Su originalidad y autenticidad la ha convertido en una de las más queridas por todo el mundo. Es un ejemplo de cómo ese amplio abanico de historias permite que cada uno encuentre algo que les guste y ejemplifica también el hecho de que compartir sentimientos universales une, a pesar de que vivamos a kilómetros de distancia. Si la analizas, te das cuenta de que habla de una banda de inadaptados; gente que de alguna manera ha sido marginada y que logra encontrar su familia en el mundo. Y eso es universal.

-¿Cree que estamos en la era dorada de las series?

-Sin duda, vivimos un gran momento y, como decía, beneficia a todo el sector. A los creadores, que disfrutan de una libertad creativa sin precedentes ni fronteras; a los actores, que tienen nuevas oportunidades y una ventana al mundo; y, por supuesto, a la audiencia, que disfruta de esta gran variedad de historias.

-¿La proliferación de servicios de «streaming» es buena para el sector o existe el riesgo de generar una burbuja de plataformas?

-Hay mucho espacio para coexistir y colaborar. La competencia nos desafía a dar lo mejor de nosotros mismos, nos mantiene fuertes en nuestro compromiso de buscar y ofrecer historias pioneras.

-¿Qué distingue a Netflix de sus competidores?

-Las historias unen y eso siempre ha sido así. Gracias a nuestro alcance y a la tecnología, nuestros miembros descubren historias diversas que les ayudan a conectar con gente de todas partes del mundo, porque sienten la misma atracción por un personaje, o porque ambos se emocionan con la trama. Personalmente, llevar historias hechas aquí al mundo me llena de orgullo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Diego Ávalos: «Nos emociona pensar que vamos a enseñar Galicia a una audiencia global»