Muere Eduardo Gómez, padre del portero en «Aquí no hay quien viva»

Andrea Presedo
A. Presedo LA VOZ

PLATA O PLOMO

El actor falleció a los 68 años de edad en Madrid

28 jul 2019 . Actualizado a las 13:48 h.

«Soy Mariano Delgado, metrosexual y pensador», «¿Qué somos? ¿Leones o huevones?». Son frases que se hicieron populares gracias al papel de Eduardo Gómez en Aquí no hay quien viva -donde interpretaba a Mariano, el padre del portero del edificio- y La que se avecina -con el papel de Maxi-. El carismático actor falleció esta mañana en Madrid a la edad de 68 años. A sus espaldas deja cientos de capítulos en los que siempre conseguía sacar a una sonrisa a los espectadores. Precisamente, Alberto Caballero, uno de los creadores de La que se avecina, informaba de su fallecimiento ayer a primera hora de la mañana a través de su cuenta de Twitter: «Se nos ha ido este ser maravilloso, metrosexual, pensador y mente fría. Buen viaje, Edu, y gracias por tantos años de risas y de buen rollo. Eres historia de la comedia. Adiós, león», escribía.

Su paso por la televisión

Eduardo comenzó su andadura televisiva con una pequeña intervención en ¡Ay, Señor, Señor!, una serie de Atresmedia que narraba las aventuras de un sacerdote moderno y de mentalidad abierta. Pero el humor tan característico de Gómez pronto hizo que ganase un papel de mayor importancia. Sería en Aquí no hay quien viva, donde el personaje de Mariano lo catapultó a la fama. En un edificio donde cada vecino estaba más loco que el anterior, el actor se metía en la piel del padre del portero (Fernando Tejero), a quien le complicaba la vida con sus trapicheos.

La profesionalidad de Eduardo fue reconocida en varias ocasiones por la Unión de Actores. En el 2002, con su nominación a mejor actor de reparto de cine por su trabajo en 800 balas; y en el 2005, con el galardón a Mejor Actor Secundario en Televisión por el papel de Aquí no hay quien viva.