Netflix suspende indefinidamente la producción de «House of Cards» por la polémica sexual de Spacey

El escándalo que involucra al protagonista de la serie de televisión también ha llevado a la retirada de su Emmy honorífico y a la cancelación de un curso en el que participaba

Agencias
Redacción

El rodaje de la sexta y última temporada de la serie House of Cards ha sido suspendido indefinidamente poco después de conocerse las acusaciones contra Kevin Spacey por acoso sexual al actor Anthony Rapp en 1986 cuando este tenía solo 14 años.

«Media Rights Capital, productora de la serie, y Netflix han decidido suspender la producción de la sexta temporada de House of Cards hasta próximo aviso», indicaron ambas compañías en un comunicado remitido hoy al portal especializado Deadline, en el que señalan que necesitan tiempo «para revisar la actual situación y abordar cualquier preocupación del reparto y del equipo».

Netflix había anunciado este lunes que House of Cards, una de sus producciones más exitosas, finalizaría su andadura en 2018 con su sexta temporada, aunque especificaron que esta decisión se había tomado hace meses y que no tenía ninguna relación con la polémica que rodea a su actor protagonista, Kevin Spacey. La nueva decisión, de paralizar indefinidamente el rodaje de la sexta temporada, sí responde a este motivo.

No ha sido la única consecuencia de la polémica sexual para Kevin Spacey. Poco después de conocerse los hechos, la Academia Internacional de la Televisión, las Artes y las Ciencias decidía suspender la entrega de su premio Emmy honorífico al actor, tal y como había anunciado meses atrás.

Además, la plataforma de educación virtual MasterClass, que ofrece lecciones impartidas por personalidades destacadas de todo tipo de ámbitos profesionales, también ha decidido suspender el curso virtual en el que Kevin Spacey explicaba, en 28 lecciones en vídeo de 5 horas en total, las mejores maneras de bordar un monólogo o una imitación o de cómo trabajar la relación entre director y actor.

Críticas por la utilización interesada de su orientación sexual

El rechazo generado por el actor ganador de dos Óscar no se ha visto mitigado por su declaración por escrito como respuesta a la polémica. En el comunicado, Spacey ponía fin a años de rumores y declaraba públicamente que era gay, algo que había negado años antes, y se defendía de lo sucedido en 1986 poniendo como excusa al alcohol. «De verdad que no recuerdo el incidente, pero si hice entonces lo que [Rapp] describe le debo mi más sincera disculpa», explicó.

El mensaje no solo no sirvió para calmar a todas las voces críticas, sino que, muy al contrario, provocó una indignación todavía mayor, al intuir que Spacey estaba utilizando interesadamente su salida del armario para desviar la atención sobre el grave incidente.

La actriz Rose McGowan, una de las que destapó el caso de acoso sexual de Harvey Weinstein, pidió a la gente que se pusiera del lado de Anthony Rapp. «Escuchad la voz de la víctima», dijo a través de Twitter. También el productor de la serie Veep, Frank Rich, criticó la salida por la tangente de Spacey. «Se llama cambiar de tema. Las acusaciones de Rapp hablan de pedofilia», explicó.

La denuncia de Rapp

Anthony Rapp, que participa actualmente en la serie Star Trek: Discovery y fue conocido por papeles en películas como las populares Aventuras en la gran ciudad, Movida del 76 o Seis grados de separación, explicó en su entrevista al portal BuzzFeed News que en el año 1986, cuando él tenía 14 años y Spacey, 26, el actor de House of Cards intentó tener sexo con él durante una fiesta privada.

Estaban en el apartamento del propio Spacey, donde el adolescente, cansado y aburrido pasada la medianoche, se metió en una habitación para ver la televisión. Poco después, el ganador de dos Óscar llegó al cuarto seguramente borracho, cogió a Rapp, lo puso sobre su cama y se le echó encima, intentando tener sexo con él y después de haberle hecho insinuaciones sexuales.

«A día de hoy todavía no puedo sacarme de la cabeza muchas de las cosas que pasaron, y es algo que todavía hoy me confunde», explicó Rapp, que además dice que una de sus mayores pesadillas en su carrera profesional habría sido trabajar junto a Spacey en una película.

Fue precisamente el escándalo de Harvey Weinstein el que lo llevó a lanzarse a confesar un tema que siempre lo había atormentado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Netflix suspende indefinidamente la producción de «House of Cards» por la polémica sexual de Spacey