Es gitana, tiene 20 años y es la única mujer en el ciclo que forma a técnicos de calefacción

Fina Ulloa
fina Ulloa OURENSE / LA VOZ

SELECTIVIDAD

Organizadores y ponentes del primer encuentro de estudiantes gitanos de Ourense
Organizadores y ponentes del primer encuentro de estudiantes gitanos de Ourense cedida

La Fundación Secretariado Gitano organizó una reunión de estudiantes para animarles a que no renuncien a la formación

11 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Érika Dos Anjos está estudiando ahora mismo el segundo curso del ciclo superior de Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y Fluidos. «Acabé aquí un poco por casualidad. Yo quería hacer la carrera de Física pero no me dio la nota en la selectividad, así que decidí no quedarme un año en casa sin hacer nada. Hoy pienso que fue el destino, porque he descubierto una profesión que me encanta», dice esta joven ourensana de 20 años que es pionera por partida doble: Es la única mujer en este ciclo formativo en el IES Universidad Laboral y, además, es gitana.

«Las cosas están cambiando, pero aún hay entre nuestra gente muchos que abandonan al terminar la ESO o incluso antes», dice Érika. «En mi casa soy la primera que llego a este nivel de estudios pero he tenido apoyo de los míos. Uno de los problemas a los que nos enfrentamos los estudiantes gitanos es que no tenemos referentes en los que mirarnos», explica esta ourensana que el viernes se subió al estrado del centro cultural Marcos Valcárcel para contar su experiencia y animar a otros estudiantes a prepararse para ser lo que quieran ser. Fue en el Primer Encuentro de Estudiantes Gitanos de Ourense. «Yo he descubierto una profesión que me gusta, pero sigo con la idea de hacer Física, aunque sea a distancia, porque también me apetece trabajar de lo que estoy aprendiendo», dijo.

Entre el público había profesores de la Universidad Laboral que no dudan en que lo conseguirá. «Al paso que va no solo terminará con matrícula de honor, porque en primero sacó todo dieces y este año sigue el mismo camino; sino que tendrá varias ofertas de empreseas encima de la mesa para elegir», comentaban.

El encuentro de este viernes forma parte del programa Promociona que la Fundación Secretariado Gitano tiene en marcha precisamente para servir de apoyo a los estudiantes de esta etnia. El objetivo es que completen la etapa de formación obligatoria y continúen hacia estudios superiores. Erika compartió protagonismo con otros cuatro estudiantes de la provincia, hombres y mujeres, que han participado en este plan de ayuda y consiguieron titularse.Como Cristofer Jiménez, que estudia el ciclo medio de Microsistemas Informáticos y Redes. «Me apasiona esta profesión y quiero dedicarme a ello», dice este joven de Xinzo de 29 años que también agradece el apoyo de su familia para seguir con los estudios.

La fundación no solo apoya a los estudiantes, también tiene un programa de tutorización en la que profesionales de los sectores en los que están interesados los jóvenes les acercan la realidad de su trabajo. Ayer, por ejemplo, acudieron a la jornada dos miembros de la Policía Nacional porque hay algún adolescente en este programa al que le gustaría ejercer esa profesión.

La promoción del éxito escolar no es el único campo en que trabaja esta fundación en Ourense. «La educación nos preocupa porque es lo más importante para el cambio, para salir de la pobreza y conseguir un trabajo y el futuro con el que sueñan», relata Estefanía Fernández, responsable de la entidad en Ourense.

También entre el público estaban otros estudiantes gitanos que ya están haciendo formación superior, como Jenifer que será gestora administrativa y Jerai, que estudia Electricidad y Automatismos y que no descarta seguir con Robótica. Ambos coinciden en que los comentarios del entorno condicionan. «Hay gente que se avergüenza si le dicen ‘qué haces tan mayor todavía ahí en el colegio'», comentan.