La incógnita para 12.000 alumnos: cómo será la próxima selectividad

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SELECTIVIDAD

Alumnos del IES Calderón de la Barca de Gijón al inicio de la prueba piloto organizada en marzo.
Alumnos del IES Calderón de la Barca de Gijón al inicio de la prueba piloto organizada en marzo. J.L.Cereijido

El ministerio tantea si puede aprobar el nuevo modelo, puente hasta el cambio definitivo que se aplicaría en el 2028

30 ago 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

A lo largo de los próximos días debería aclararse si la prueba de acceso a la universidad que los alumnos que este año cursarán segundo de bachillerato —unos 12.000 en Galicia— tendrán que realizar a final de curso seguirá el modelo que se venía aplicando hasta ahora o si, por el contrario, se organizará siguiendo las nuevas directrices previstas por el Ministerio de Educación. Este elaboró un proyecto de decreto para cambiar la selectividad (EBAU o, en Galicia, ABAU), que quedó paralizado por la convocatoria de elecciones generales. Ahora, dado que el nuevo curso está a punto de iniciarse, el ministerio estudia si ese proyecto podría aprobarse aunque el Gobierno esté en funciones. De las conclusiones de ese análisis, que se conocerán en los próximos días, están pendientes profesores y alumnos para iniciar la preparación de unos exámenes trascendentales para estos, puesto que de ellos depende que consigan o no la nota necesaria para estudiar la carrera que desean.

El objetivo es que el modelo de acceso a la universidad cambie por completo en el año 2028, pero, con el fin de que el cambio no sea brusco, el proyecto de real decreto ahora paralizado preveía un proceso temporal intermedio, que mantenía, según explicó el Gobierno en febrero, la estructura y el número de exámenes, pero adaptándolos al nuevo currículo.

Si ese proyecto puede finalmente ser aprobado y, por tanto, se aplica este curso la nueva prueba, los estudiantes que hayan acabado el bachillerato y quieran acceder a la universidad se examinarán de Lengua y Literatura II, Lengua Extranjera II, la materia obligatoria de su modalidad e Historia de España o Historia de la Filosofía (a elegir una de las dos), que vuelve a ser obligatoria en esta etapa. Además, en las comunidades con una segunda lengua oficial, como es el caso de Galicia, se añade un examen sobre ella.

Otra de las novedades es que la duración de cada uno de estos exámenes pasará a ser de 105 minutos, en lugar de 90. La razón de esta prolongación del tiempo es que se introduce alguna pregunta de tipo competencial. Además, se amplían los descansos entre ejercicios, que serán de 45 minutos.

El resultado obtenido en la ABAU será el 40 % de la nota para el acceso a la universidad, mientras que el 60 % restante será la media de bachillerato. Igual que hasta ahora, los estudiantes podrán realizar hasta tres exámenes más con los que la nota máxima posible ascendería hasta los 14 puntos.

En el mes de marzo se organizó una prueba piloto en la que Galicia no participó —no lo hicieron las comunidades gobernadas por el PP, disconformes con este nuevo modelo—. Después, se abrió un plazo para presentar alegaciones. Finalmente, las elecciones interrumpieron el trámite de esta nueva norma. Galicia pidió este lunes que no se aplique este año. La decisión debe conocerse en días.