Preocupación en Lugo por las fiestas que incumplen las normas sanitarias

Un vídeo de la calle Clérigos de Lugo de madrugada causó un escándalo en la Red

;
Calle Clerigos Lugo Calle Clerigos Lugo

lugo / la voz

Decenas de jóvenes se agolparon en la madrugada del viernes en la calle Clérigos, en el casco histórico de Lugo, sin guardar aparentemente la distancia mínima ni usar mascarillas. Ambos matices se aprecian en un vídeo grabado en el lugar, en el que se percibe también cómo los chicos y chicas estaban cantando y bailando al ritmo de un altavoz en plena calle, y a altas horas. La escena se produjo en una zona en la que hay pubs, tras el cierre de estos, y en la primera noche tras la selectividad. Los vecinos, hartos del ruido, llamaron a la policía y entre las seis y las siete de la mañana la Local envió a dos patrullas al lugar. A la llegada de los agentes, la mayor parte de los jóvenes se dispersaron, y los que se quedaron hicieron uso de las mascarillas. La policía no llegó a interponer ninguna denuncia.

Con los rebrotes cobrando titulares todos los días y las autoridades sanitarias haciendo un llamamiento a la cautela y al respeto por las medidas de distanciamiento y uso de mascarilla, la escena resulta sorprendente y preocupante.

Mala imagen de la ciudad

El vídeo de los jóvenes agrupados en la calle Clérigos, causó auténtico escándalo en la red porque fue visto a lo largo de la jornada de ayer por cientos de miles de personas, provocando comentarios de sorpresa y también de indignación porque muchos de los que lo vieron reprochaban que en la ciudad hubiese ocurrido esto mientras muchas personas están infectadas, y en un lugar tan cercano como A Mariña hay un foco que se conoce en toda España y en los países cercanos. Los comentarios y la indignación de muchos lectores ante el vídeo conllevaban incluso comentarios que dañaban la imagen de la ciudad.

El parque de Rosalía amaneció lleno de restos del botellón en la mañana del viernes
El parque de Rosalía amaneció lleno de restos del botellón en la mañana del viernes

Ayer, algunas televisiones nacionales lo emitieron como ejemplo de lo que no se debe hacer, en una provincia precisamente afectada por un rebrote de covid.

Desde que comenzó julio, la Policía Local de Lugo ha presentado 23 denuncias contras viandantes por no usar mascarilla en la calle cuando era imposible garantizar la distancia de seguridad. Las últimas tres sanciones se impusieron el miércoles, sin embargo, se desconoce por ahora si se producirán denuncias a alguno de los participantes en estos hechos en la madrugada del viernes.

Las fiestas posteriores a los exámenes de selectividad (Ebau) ya comenzaron en la noche del pasado jueves, cuando se celebraron diversas cenas en la ciudad que luego dieron paso a la fiesta nocturna. En dichas cenas, algunos padres aseguraron que todos o casi todos los chavales acudían con mascarillas, pero una vez que avanzó la noche y el consumo de alcohol, el asunto tomó otro cariz, como refleja el vídeo.

El parque de Rosalía amaneció lleno de restos del botellón en la mañana del viernes
El parque de Rosalía amaneció lleno de restos del botellón en la mañana del viernes

Así amaneció ayer el parque de Rosalía

El Parque de Rosalía de Castro mostraba ayer algunos signos de lo que fue la noche. Botellas de cerveza y licores quedaron rotas o tiradas en la escalinata del parque, como se ve en la imagen realizada por el Concello, así como en los bancos y toda la zona de parque, y también en las cuestas que bajan hacia el pabellón. Se produjeron roturas de árboles, como también se aprecia en las fotos y de papeleras y otro mobiliario del parque lucense por excelencia. Además de los restos de botellas, vasos y otros plásticos, también es preocupante la cantidad de cristales rotos por el suelo, que puede provocar lesiones a los usuarios en el futuro o a las mascotas, ya que las esquirlas pequeñas de cristal son casi imposibles de recoger por completo en una zona de hierba y arena como es el parque.

«Toda la noche, del parque Rosalía a la Catedral, bebidos, sin mascarilla, con altavoces y gritos»

Uno de los vecinos de la ciudad que sufrió el griterío nocturno describió así la situación: «No fue algo puntual de una calle; iban desde el parque Rosalía hasta la catedral con un altavoz enorme con la música a todo volumen a las tres, a las cuatro, a las cinco, a las seis... Todos sin mascarilla. Te asomabas y asustaba como iban de borrachos y fumados. No se pudo dormir en toda la noche y fuimos cientos los vecinos que padecimos esta gamberrada. Rompían botellas, meaban en los portales, gritaban entre ellos...», explicaba este vecino, que acto seguido felicitaba a las autoridades irónicamente por permitir este tipo de vandalismo. Aseguró que fue uno de los peores días de movida para poder dormir, pero que hay otras muchas ocasiones en que la situación se repite con menos virulencia, y siempre se permite.

Hasta una rama de un árbol acabó rota
Hasta una rama de un árbol acabó rota

Alcohol y menores en la calle

Otro de los afectados explicó ayer que hay que evitar que la gente beba en la calle, y especialmente los menores, porque es una ilegalidad muy grave consentida por las autoridades. Este vecino aclaró que «mientras están en los pubs, completamente insonorizados, no hay ningún ruido ni molestia, pero cuando cierran sus puertas porque el horario así se lo exige, empieza el problema del jaleo y el alcohol en la calle sin que nadie lo controle», como asegura este vecino que ocurrió ayer de madrugada.

Denuncian a un local en el que se fumaba, con el aforo desbordado, sin mascarilla, y con el equipo de música en la cocina

Lorena G.C.

La Policía Local de Lugo acudió a la calle Salvador de Madariaga tras la denuncia por ruido de los vecinos

Lugo está plantando cara a los locales de hostelería que no atienden a las normas. Ayer mismo la Policía Local acudió a las 23:30 horas a un local de Salvador de Madariaga después de que los vecinos se quejasen del ruido que salía del establecimiento. 

Los agentes del Grupo Operativo Nocturno comprobaron desde el exterior que la música tenía un tono muy elevado que impedía el descanso de los vecinos, por lo que inspeccionaron el interior del local, en el que acabaron recopilando toda una lista de infracciones. Para empezar, se encontraron con humo en el ambiente, un fuerte olor a tabaco y varias colillas, por lo que levantaron acta por infringir la ley antitabaco

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Preocupación en Lugo por las fiestas que incumplen las normas sanitarias