La selectividad termina con el caos de repetir el examen de Filosofía

Alumnos de Arte recogen firmas para que se les corrija por lo que vieron en el papel

b. r. s. s. c.
santiago, Vigo, A coruña / la voz

En el último día de los exámenes en Galicia se han complicado las cosas. El segundo examen de ayer era el de Filosofía; quedó quedado anulado y 2.900 alumnos fueron convocados a las cuatro de la tarde para realizar de nuevo la prueba. ¿El problema? Que ninguno de los dos ejercicios (el titular y el de reserva) cumplía con los criterios de estructura que se habían establecido. En Filosofía la opción A siempre se destina a seis temas concretos y la opción B a otros seis. En este caso, cayeron Hume y Aristóteles, y ambos están en la opción B.

«Lo primero es pedir disculpas», decía Pedro Armas, representante de la CIUG, cuando trascendió lo ocurrido. Lo segundo fue tomar una decisión: habría nuevo examen. La alternativa, seguir adelante con el modelo propuesto anulando las preguntas incorrectas, hubiera supuesto un sinfín de reclamaciones.

En Vigo, en algunas facultades tras media hora de espera y nervios sin saber qué hacer mientras los minutos pasaban, los chavales fueron instados a salir y convocados para regresar a la tarde.

El error provocó más de un problema de logística, ya que había estudiantes con los billetes comprados para marcharse tras el mediodía. De hecho, un grupo de alumnos inició una campaña para pedir la dimisión del grupo de trabajo de la CIUG. Hasta la propia conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, anunció que le pediría a la CIUG que abra una investigación para depurar responsabilidades, a la vez que convocará a los tres rectores para tomar entre todos las medidas necesarias para que no se vuelva a repetir un caso similar.

Tras la confusión y preocupación -algunos convocados a Filosofía se presentaban a la una a Economía de Empresa, en medio del despiste generalizado-, el examen se realizó a las cuatro de la tarde. Los alumnos, que esperaban una prueba «de compensación» por el apuro de la mañana, descubrieron que las cosas no son tan sencillas: «Fueron a pillar -se quejaba, agotada, una estudiante coruñesa-, porque cayó el límite del conocimiento de Kant, que salió el año pasado, y Platón, que era el autor del primer examen, y nadie lo repasó». Las notas, el próximo viernes, dirán cómo ha resultado la prueba.

Corrección realista

Mientras tanto, los alumnos de Arte han creado una plataforma en Change.org para que corrijan el examen de la ABAU de Fundamentos del Arte II según la imagen del cuadro de Dalí, Friedrich, Antonio López y Mondrian que presentaron en la prueba en papel. «El alumnado no puede ser penalizado porque en la era tecnológica la Administración continúe empleando medios de los tiempos de la multicopista», argumentan.

Y también hubo tiempo para hablar de una prueba única de selectividad. Pomar dice que si no hay consenso se puede optar por controles para garantizar la equidad, y Celaá habla de «homologar los criterios de corrección».

Alba, la alumna que fue escoltada al aeropuerto

Alba Díaz Sola acaba de terminar 2.º de bachillerato en el IES Rafael Dieste (Agra II) y estos días estuvo realizando la selectividad. También practica hockey sobre patines, y es tan buena que la han llamado para la selección gallega. Ayer coincidieron las dos cosas en su agenda y el problema generado con el examen de Historia de la Filosofía le supuso un verdadero quebradero de cabeza. Ella tenía previsto coger un avión por la tarde para ir a Alicante, donde a las siete la selección gallega sub-18 se enfrentaba a la asturiana en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas.

Elegir: ABAU o hockey

Tras toda una mañana de gestiones, protestas y disgustos, Alba Díaz acabó haciendo el examen en solitario, una hora antes que sus compañeros, y cuando lo terminó un profesor de la comisión delegada la acompañó al aeropuerto, ya que la CIUG tenía que garantizar que no se ponía en contacto con ningún compañero.

Llegar a esta solución no resultó nada fácil. La primera respuesta que obtuvo de la CIUG cuando planteó su caso fue que tenía que elegir entre selectividad y selección, pero al final encontraron una opción buena para todos. Y es que ella ya había elegido, porque el equipo gallego de hockey llevaba días en Alicante, y en la mañana de ayer, cuando Alba tendría que estar haciendo el examen de Historia de la Filosofía, sus compañeras de selección jugaban contra el equipo de Castilla y León (partido que, por cierto, ganaron 1-5).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La selectividad termina con el caos de repetir el examen de Filosofía