Los concellos del área bajan la deuda con sus proveedores a 7,4 millones

Raxoi reduce a la tercera parte el importe de las facturas sin pagar a las empresas


santiago / la voz

Santiago y los concellos de su área de influencia se mantienen fieles a la tendencia a aligerar en la primera mitad del año una deuda con las empresas con las que contratan que tiende a dispararse a medida que avanza el ejercicio. Los 25 ayuntamientos adeudaban a 31 de marzo 7,44 millones de euros a sus proveedores, lo que supone una reducción del 63 % respecto a los 20,17 millones que sumaban sus facturas sin liquidar al cierre del 2018. El recorte de esa carga está liderado, en cuanto a su importe, por el Concello de Santiago, que en el primer trimestre del año recortó su debe con las empresas en un 66 %, al dejar en 4,59 millones una deuda que alcanzó 13,52 millones a 31 de diciembre del año pasado. Esa significativa corrección se produce tras un incremento de los pagos pendientes de Raxoi a sus proveedores del 12 % a lo largo del 2018.

Aunque en términos relativos es mayor el esfuerzo realizado por otros concellos para lograr un ajuste que se produce en un contexto temporal marcado por la proximidad de la doble convocatoria electoral que ha condicionado la actividad política en los últimos meses, con las generales del 28 de abril y las municipales del 26 de mayo. Así, en ese plazo de apenas tres meses, el Concello de Ames consiguió reducir su deuda a menos de la sexta parte, al convertir 2,09 millones de facturas sin pagar a sus proveedores a finales del 2018 en 358.608 euros a 31 de marzo pasado. En el caso de Teo, la deuda por ese concepto bajó de 1,16 millones a 373.052 euros. Y Val do Dubra dejó una suma de 589.817 euros en pagos sin liquidar a las empresas con las que contrata en menos de la décima parte, 31.563.

Esa disciplina de los ayuntamientos para aliviar la carga que les supone su debe con los proveedores se traduce en que diez de los 25 del área compostelana tienen pendientes de liquidar facturas que suman menos de 10.000 euros. Son los casos de Frades, Dodro, Boimorto, Padrón, O Pino, A Baña, Brión, Ordes, Santiso y Touro. Destacan los cinco últimos concellos citados, que consiguieron cerrar el primer trimestre del año sin deudas con las empresas que les suministran. En los casos de Brión y Touro, afianzan una línea que ya les había permitido culminar el 2018 sin cuentas pendientes con sus proveedores.

Santiago y otros 5 ayuntamientos rebasan en sus pagos el plazo legal de 30 días

El recorte en el importe de las facturas que los concellos del área de Santiago tienen pendientes de abonar a las empresas tiene la cruz en el incremento del número de ayuntamientos que no liquidan esas facturas dentro del plazo de 30 días que establece la ley sobre morosidad. Según el último balance publicado por el Ministerio de Hacienda, con datos actualizados a 31 de marzo, cinco concellos del área exceden ese plazo, y el de Santiago vuelve a ser uno de ellos. Tras conseguir cerrar el pasado ejercicio pagando dentro del umbral que marca la ley (el dato a 31 de diciembre era de 25 días), la demora media de Raxoi en sus pagos se ha disparado en marzo hasta alcanzar 51,83 días. Es decir, el Concello ha soltado lastre en cuanto al importe de la deuda con las empresas, pero emplea más tiempo en pagar. Pero no es un revés exclusivo de Compostela, porque Ourense (60 días), A Coruña (39,8) y Pontevedra (33,9) también figuran entre las ciudades que incumplen el plazo legal.

Los otros ayuntamientos del área de influencia de Santiago que emplean más de 30 días de media para formalizar los pagos con sus suministradores son Boimorto (59,87 días), Negreira (44,18), Val do Dubra (54,09), Rois (36,41) y Vedra (35,91).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos del área bajan la deuda con sus proveedores a 7,4 millones