Santiago se despide hoy de la Ascensión

Novedades Carminha abarrotó A Quintana en el último gran concierto de las fiestas y los mayores disfrutaron de su día grande


santiago / la voz

Los mayores de Santiago volvieron a ser los principales protagonistas de la jornada festiva de la Ascensión del sábado. La comida, celebrada en Amio, cumplió 22 años y conserva un excelente estado de salud. Cada año aumenta el número de asistentes y, según comentaron los encargados de servir el menú de Casa Taboada, de Touro, en esta edición hubo un centenar más que en la anterior. A la Festa dos Maiores asistieron 1.591 personas, que habían retirado sus entradas en el Principal a 7,5 euros cada una.

Los comensales que llegaron en grupos para poder sentarse juntos fueron los más madrugadores. Los rezagados no pudieron escoger asiento y tuvieron que ir acomodándose en los puestos libres que quedaban en medio de las quince filas habilitadas a lo largo y ancho del recinto ferial.

A la fiesta acudió el alcalde en funciones, Martiño Noriega, junto a los concejales Branca Novoneyra (CA), Alejandro Sánchez Brunete, María Antón y Manuel Fernández (los tres del PP) y Mila Castro y Gonzalo Muíños (del PSOE). Noriega, que dijo sentirse satisfecho por volver a asistir a la comida, quiso aprovechar la cita para despedirse de los vecinos, a los que les dijo que «foi unha honra ter sido alcalde de Santiago durante este catro anos». Deseó, asimismo, «longa vida para a festa e para todos vós» y, cuando se dirigía a la mesa, recibió el aplauso de los asistentes.

Tras esa breve intervención, los políticos ocuparon la mesa presidencial y comenzó a servirse la comida. Sobre la mesa estaban las raciones de empanada y un batallón de camareros repartieron los platos de pulpo. La comida se completó con carne ao caldeiro y, de postre, raciones de tarta de Santiago y larpeira. No faltó la música, donde los mayores dieron una lección de baile con el dúo Charanga.

Las Festas da Ascensión tuvieron ayer otros escenarios. El Teatro Principal albergó varios espectáculos dedicados a los más pequeños. Por la mañana fue el momento de los cuentacuentos, con Pérez & Fernández, Yolanda Castaño, Servando Barreiro e Inacio Vilariño, y del espectáculo didáctico-musical De aquí para alá, con Lydia Botana. Por la tarde, el Principal acogió una sesión de microespectáculos de Anxo Moure, Xarope Tulú, Saleta Fernández y Fani Triana. La tarde festiva se cerró en el teatro con el espectáculo de narración oral con música en directo No país do vento, con Charo Pita. Además, la sesión vermú en la praza de Cervantes volvió a ser un éxito indiscutible con Xoana.

El colofón final llegó a partir de las 21.00 horas, con el último concierto de las fiestas a cargo de los compostelanos Novedades Carminha, que esperaron a la puesta de sol para presentar su último trabajo, Ultraligero.

El barrio de San Martiño Pinario recrea el ambiente de los años 60

El barrio de San Martiño Pinario celebra cada primer sábado de junio una fiesta en la que se recrea el ambiente festivo de los años 60 y 70. Muchos son los que rebuscan en los baúles para vestir la moda de hace 50 años y pasar una jornada divertida cargada de música. Aunque la fiesta de ayer se confundió con la Ascensión, al coincidir este año las dos convocatorias, los vecinos se esforzaron en un programa que contó con el espectáculo infantil «As Parábolas de Pakolas», de Paco Cerdeiras. Por la tarde, la Banda Municipal de Santiago inició los conciertos junto a Odaiko. Después llegaron Son Tres y se cerró la fiesta con Los Mecánicos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Santiago se despide hoy de la Ascensión