Reivindican una variante histórica del Camino Francés que pasa por Touro

Vecinos buscan el reconocimiento del ramal que une Arzúa y O Pino por Quión


ARZÚA / LA VOZ

Touro busca su sitio en el mapa jacobeo. Y parece haberlo encontrado, aunque, de momento, carezca de reconocimiento oficial. Al municipio lo vertebra, a la altura de la parroquia de Quión, una variante del Camino Francés, documentada como histórica. La recorrieron, este fin de semana, la treintena de personas que participaron en la caminata a la que invitó a participar un grupo de vecinos de Touro para dar a conocer reivindicar esa alternativa al itinerario oficial de la principal ruta de peregrinación.

La variante parte de la parroquia arzuana de Preguntoño y llega hasta O Pedrouzo, en O Pino. Son, aproximadamente, 21 kilómetros de recorrido, que se encuentran en un «estado increíble porque son tramos que siguen utilizando los vecinos», comenta Elena Vázquez López. Esta mujer forma parte del grupo de vecinos de Touro que, hace un tiempo ya, se pusieron manos a la obra para poner en valor la traza histórica que discurre por Quión. «Tenemos muchísima información verbal, pero seguimos buscando documentación para avalar nuestra propuesta ante la administración», indica. El trabajo lo tienen bastante avanzado ya. Tanto a nivel documental como sobre el terreno. De hecho, el recorrido por el itinerario alternativo «se hizo en varias ocasiones para evaluar por dónde va» antes de la caminata del domingo.

La intención es solicitar a la Xunta el reconocimiento oficial de la variable. «Estamos estudiando cómo trasladar formalmente esa solicitud porque como particulares no podemos», cuenta, al respecto, Elena Vázquez, que también apunta que en el grupo de vecinos de Touro que tomaron la iniciativa tampoco saben cuándo la presentarán, aunque «sería perfecto», afirma, que en el año santo de 2021 ya tuviese el reconocimiento de itinerario oficial. Con todo, Elena Vázquez defiende que «el Camino no es de nadie, lo marca el peregrino», como, a su juicio, pone de relieve el auge de la llamada Ruta del Holandés, un itinerario que utilizan, sobre todo, peregrinos europeos que recorren el Camino en bicicleta y huyen por Touro de la carretera N-547.

El Icomos, organismo asesor de la Unesco, avala la autenticidad del trazado alternativo

Los vecinos de Touro que tomaron la iniciativa de documentarse para poner el valor la alternativa jacobea al trazado oficial del Camino Francés y el final reconocimiento por parte de la Xunta de Galicia no están solos en su argumentación. La comparte el Icomos. Esta entidad que asesora en cuestiones de patrimonio a la Unesco, el organismo que autorizó incluir la ruta francesa en la relación de bienes declarados Patrimonio Cultural Mundial, avala el carácter histórico de la variante que, entre Arzúa y O Pino, discurre por Quión.

En un informe emitido en octubre del año pasado desde el comité español de Icomos se reconoce la variante que reivindican los vecinos de Touro. El documento recoge la existencia de un «ramal histórico y documentado del Camino de Santiago que unía Arzúa con Amenal, en el que está reconocido como Camino histórico el tramo Quión-Arca». Y, para el mismo, propone el Icomos una declaración «con categoría de territorio histórico», así como «recuperar la función como camino de peregrinación, restaurando los tramos degradados».

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Reivindican una variante histórica del Camino Francés que pasa por Touro