Multitudinaria protesta en Touro contra el plan para explotar una mina de cobre

La empresa pide tranquilidad ante un proyecto «responsable»

Multitudinaria tractorada contra la mina de Touro Convocados por las plataformas vecinales, «Mina Touro-O Pino Non» y «En defensa de la Ría de Arousa», los manifestantes han mostrado su rechazo al proyecto de la mina de cobre proyectada en la localidad.

Touro

Existe una importante oposición ciudadana a la mina a cielo abierto que la empresa Cobre San Rafael S.L. prevé impulsar en casi setecientas hectáreas entre los concellos de Touro y O Pino. Así quedó este domingo de manifiesto con una tractorada en el propio municipio, una manifestación multitudinaria secundada por cientos de vecinos. Hasta 2.500 personas se sumaron a una movilización convocada por las Plataformas Mina Touro-O Pino NON y en Defensa de la Ría de Arousa, según los cálculos de los organizadores.

Hay cierta indignación en parte de los habitantes de Touro, el corazón de la Galicia rural y un municipio que tiene en la producción agroganadera su sustento principal. Vecinos disfrazados con calaveras, madres y niños que portaban ataúdes de cartón y todo tipo de pancartas acompañaron a los tractores en una protesta secundada por colectivos vecinales, sindicatos y partidos, como BNG y En Marea.

Los manifestantes advierten de consecuencias económicas «irreversibles» Una parte importante de los vecinos de Touro no tienen dudas: el proyecto carece de garantías medioambientales y busca el negocio para unos pocos a costa de contaminar el medio de vida de un ayuntamiento. Con esta primera gran movilización ciudadana en contra del proyecto que impulsa Cobre San Rafael S.L. de la mano de la corporación internacional Atalaya Mining, los colectivos vecinales han alertado de las graves consecuencias «medio ambientais» y de daños económicos «irreversibles».

Una de las personas que más se movilizó contra el proyecto fue Xoán Louzao, edil del Bloque en Touro. «Temos que partir da base de que isto non ven para fixar poboación no rural, nin para garantir o noso desenvolvemento: busca engrosar o peto dunha multinacional estragando o entorno natural», aseguraba. Esto es justo lo que trata de desmentir la empresa que quiere explotar el proyecto, que acaba de encomendar la defensa técnica a los mismos que avalaron la mina de Corcoesto, otra iniciativa muy controvertida socialmente y a la que la Xunta, finalmente, le puso el freno.

Posición oficial

A esto se refirió hace unos días el propio presidente de la Xunta, quien pidió confianza en la Administración autonómica porque hará cumplir la ley que aprobó ya el bipartito en el 2008. El propio presidente gallego recordó que para sacar adelante la licencia son necesarios 15 informes sectoriales y una declaración de impacto ambiental. La Xunta ha pedido a todos colectivos y plataformas vecinales que «estén tranquilos» porque no saldrá adelante ningún proyecto que contravenga la normativa, tal y como ya sucedió con la iniciativa de Corcoesto.

Los colectivos vecinales alertaron este domingo de graves consecuencias medioambientales y socioeconómicas, y denunciaron «a inacción» de los gobiernos locales y de la Xunta. Desde la plataforma se apunta además a un «armazón empresarial de dubidoso prestixio», detrás de la iniciativa de reactivación de la mina de cobre que ya existió hasta hace 30 años en la zona, y con «un proxecto cheo de carencias e deficiencias inasumibles». Una iniciativa, denuncian, que pone en riesgo los tejidos económicos de Touro y O Pino, e incluso los bancos marisqueros de la ría de Arousa, en la que desemboca el río Ulla, que atraviesa la zona.

La empresa que aspira a explotar la mina reaccionó este domingo a la protesta con un comunicado con el que quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a los gallegos y, especialmente, a los vecinos tanto de este concello como de O Pino. «El escenario dibujado por determinados colectivos está siendo muy lejano a la realidad de un proyecto minero del siglo XXI, como es el de Touro», inciden desde la compañía, que anunció este domingo la apertura de dos puntos de información permanentes en ambos concellos. «El objetivo de estas dos oficinas es explicar de manera transparente cualquier aspecto del proyecto que pueda ser de interés para la ciudadanía, resolviendo todas sus dudas e inquietudes. Asimismo, servirá como punto de encuentro donde facilitar el diálogo activo con ambos municipios», explicaron este domingo desde la empresa, donde lamentan que determinadas opiniones hayan servido para generar confusión y alarma entre los ciudadanos. La empresa asegura que el cobre es un metal presente en todos los hogares, pero también en muchos de los avances tecnológicos que han revolucionado la sociedad. Un proyecto así, aseguran, plantea una minería moderna, sometida a la estricta normativa medioambiental de la UE y sobre la que pivotan explotaciones en países de gran conciencia ecológica como Suecia, Finlandia o Alemania.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Tags
Comentarios

Multitudinaria protesta en Touro contra el plan para explotar una mina de cobre