Tordoia: Una larga oración de granito

Una fabulosa formación geológica en una colina de Cabaleiros (Tordoia) enmarcada en una ruta que incluye un dolmen, una vieja molinera y un salto natural despierta atracción por su belleza y misterios seculares.


carballo / la voz

Cabaleiros es un lugar de leyendas. En esta parroquia de Tordoia se decía que había una laguna que se tragó una ciudad entera y que engullía el ganado que se introducía en sus aguas. Una ruta de senderismo une varios elementos de gran atractivo, empezando por su famoso dolmen. Pero lo que destaca es una ingente mole en forma de cono invertido de unos trece metros de alto, siete de diámetro en su parte superior y tres en la inferior, situada en lo alto de una colina. Llama la atención de las gentes desde tiempos inmemoriales. Se llama Pedra Longa y la literatura y la tradición popular la relacionan con altares druídicos, rituales paganos, poderes fecundadores y hasta que aquella fabulosa roca fue traslada hasta el lugar por la mismísima Virgen.

Su existencia ya llamó la atención de la Sociedad de Excursionistas de Órdenes, presidida por el notario Florencio Pol, que, según recogía La Voz de Galicia, en 1890 organizó una expedición de más de medio centenar de personas a caballo para llegar a aquel lugar. Decían que la Pedra Longa era para los campesinos de hace casi 130 años «un objeto de gran veneración y hasta de temor sagrado. Para muchos es un encanto». Ya aquel día, el secretario de los excursionistas, un tal Ruano, y otros, lograron subir a lo alto de la roca, tarea nada fácil, y en la cima vieron un grabado que no supieron identificar. El caso es que la misma inquietud sintió el actual párroco de Cabaleiros, el malpicán Manuel Chouciño, que provisto de una grúa mecánica subió recientemente a lo alto de la gran mole granítica para comprobar la existencia de un petroglifo en un lugar tan inaccesible. Y lo vio, pero tampoco pudo dar explicación de su contenido. Se sumaron a la curiosidad los miembros del Colectivo A Rula, una entidad que se ocupa de descubrir y divulgar inscripciones pétreas y arte rupestre en general. Con un dron analizaron la superficie superior de la fenomenal formación geológica. Y llegaron a la conclusión de que alguien intentó grabar sus iniciales allí para dejar constancia de la heroicidad de haber alcanzado la cumbre.

En la Acea de Estevo, una vecina de esta comarca que merece la pena una visita por estar situada en un escenario paisajístico de gran belleza asegura que quienes hicieron las marcas fueron «José de Generosa e máis Estevo», que, según le relataron a ella hace muchos decenios, lograron subir a lo alto gracias a una escalera de cuerdas y dejaron sus iniciales marcadas. De todos modos, si ya en 1890 había señales en la cima, el testimonio de esta mujer podía enmarcarse más en la fabulación popular que en la realidad. Lo cierto es que hasta Pedra Longa llega mucha gente, incluidas gran cantidad de parejas.

Casi a los pies de este fenómeno geológico pasa el río de A Ponte Pedra. Su discurrir silencioso se adivina entre la arboleda. En las proximidades, además de la Acea de Estevo, está el Salto do Lobo, donde el cauce fluvial se convierte en una cascada y divide las parroquias de Gorgullos y Cabaleiros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Tordoia: Una larga oración de granito