La brecha de las pensiones en el área de Santiago se eleva a más de 400 euros

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

TORDOIA

PACO RODRÍGUEZ

Los jubilados que, de media, perciben una mayor cuantía son los compostelanos y los de Santa Comba y Tordoia, los que menos

17 ago 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Los pensionistas de Compostela y su área de influencia siguen en pie de guerra y en septiembre retomarán sus protestas, el primer lunes de mes a las 12.00 horas en el Obradoiro, como venían haciendo hasta el parón vacacional. No se dan por satisfechos con la pírrica subida del 1,6 % en su nómina de este mes. Aunque mejor que el 0,25 % previsto inicialmente por el anterior Gobierno, está aún lejos de ajustarse al precio de la vida. Especialmente, para aquellos que perciben menores cuantías, en una zona en la que en 22 de los 25 concellos que la conforman sus jubilados cobran por debajo del promedio gallego (896 euros mensuales, solo superado en Santiago, Ames y Teo), según los datos actualizados que acaba de publicar el Instituto Galego de Estatística (IGE).

La brecha que existe en la comarca no es menor. Supone una diferencia que ya se eleva a más de 400 euros. Donde más altas son las pensiones es en Compostela. En la capital gallega los jubilados ingresan de media más de 1.000 euros mensuales. En la otra cara de la moneda se encuentran los de Santa Comba y Tordoia, a la cola de la tabla, con poco más de 600 euros, en base a sus contribuciones a la Seguridad Social.

La distancia se agranda

Y esa distancia no hace más que agrandarse. Desde el 2011, las pensiones de los gallegos (las segundas más bajas del Estado) subieron unos 110 euros per cápita, aunque en la capital gallega fueron algo más de 160 y en el caso de los xalleiros y tordoieses el alza media no llegó a los 40 euros en el mismo período.