La casa nido de Toques tiene garantizada su apertura con la demanda de cuatro familias

El padrón municipal, según el IGE, arroja un total de 16 vecinos de 0 a 3 años que son potenciales usuarios


melide / la voz

Los vecinos de Toques dispondrán, en los próximos meses, de un servicio de conciliación que ya funciona en Santiso al máximo de su capacidad. La atención y cuidado de pequeños de 3 meses a 3 años que se presta en las casas nido que la Xunta facilita abrir en los municipios más pequeños llegará al de Toques con la demanda suficiente para garantizar su puesta en funcionamiento. En contra de lo que pueda parecer en un concello que el año pasado, según los datos oficiales, únicamente registró un nacimiento, cuatro familias -una más de las exigidas- manifestaron su interés en hacer uso de la casa nido para conciliar.

Lo cuenta Noelia García Bran, de la mano de quien Toques contará con el servicio, con un número de usuarios potenciales que asciende a dieciséis. Son los vecinos de 0 a 3 años empadronados en Toques, según los datos del Instituto Galego de Estadística que esta titulada en Educación Infantil manejó para el complejo proyecto que tuvo que presentar cuando, el pasado agosto, concurrió a la convocatoria de ayudas de la Xunta para la apertura de casas nido. En noviembre, la solicitud recibió el visto bueno y con ella, la concesión de una subvención inicial de 15.000 euros.

Es la ayuda destinada al acondicionamiento de la casa nido, que, en Toques, estará ubicada en el bajo del antiguo consistorio, ubicado en las proximidades del actual en el núcleo de Souto. Los trabajos de adaptación del local, de titularidad municipal, se encuentran en pleno proceso, con la previsión de que finalicen antes del 24 de febrero. Es el plazo máximo para concluirlos y, a partir del que, la Xunta realizará la preceptiva inspección previa a la puesta en funcionamiento del servicio.

Sin coste alguno para el usuario, la casa nido funcionará de lunes a viernes, en horario de ocho y media de la mañana a cuatro y media de la tarde, de manera que «as familias, tendo en conta que é un servizo de conciliación, poderán escoller o horario que mellor lles veña dentro desa franxa horaria», explica Noelia García, El servicio podrá tener un máximo de ocho usuarios, aunque, dentro de la misma franja horario, solo podrán atenderse cinco.

«A iniciativa é unha moi boa oportunidade e responsabilidade»

La posibilidad de abrir una casa nido en Toques se le presentó a Noelia García como una «moi boa oportunidade». Se enteró por una amiga -que también concurrió a la convocatoria de la Xunta y finalmente gestionará el servicio en el municipio de Navia- y, después de recorrer un camino burocrático «que non foi fácil», dejará su trabajo de asalariada en Lugo para dedicarse, como autónoma, «ao que me gusta e para o que me formei», afirma.

Por eso, a pesar de las dificultades inherentes a la burocracia, cuenta estar experimentado un «cúmulo de emocións» que abarcan nerviosismo, ilusión, agradecimiento «e tamén moita responsabilidade»; la que conllevará poner en práctica «un proxecto educativo que, ademais, se vai desenvolver no rural». Además de la ayuda para acondicionar el local, Noelia García recibirá de la Xunta una aportación anual de 19.000 euros para no solo su salario o los gastos derivados de la Seguridad Social, sino que también para el mantenimiento del servicio de atención educativa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La casa nido de Toques tiene garantizada su apertura con la demanda de cuatro familias