Denuncian la construcción de una granja de cerdos cerca de un monumento BIC en Toques

La obra se ejecuta a 200 metros de la iglesia prerrománica de A Capela, según la asociación A Toca


melide / la voz

Vecinos de Toques consideran amenazado el principal conjunto artístico no solo del municipio; también de la comarca de Melide: la iglesia prerrománica de San Antolín y su entorno, integrado por los restos de un antiguo convento benedictino, y enmarcado en un «excepcional» y «extenso» enclave paisajístico de árboles autóctonos y centenarios, tal y como subrayan desde la asociación A Toca. Es este colectivo cultural con sede en el municipio toquense el que pone sobre aviso de la construcción de una granja de producción porcina en régimen intensivo en las proximidades del monumento, declarado Ben de Interese Cultural (BIC) por la Xunta en 1994.

La «macrogranxa», destacan, está emplazada a «escasos» 200 metros «en liña recta» del conjunto BIC, precisan desde la asociación A Toca, en el seno de la que Marta Bande, presidenta del colectivo, considera «incomprensible que por parte das diversas Administracións se dea autorización á instalación dunha explotación destas características nesta paraxe, máxime cando o seu impacto visual é enorme, sobre todo se se accede á Capela dende a aldea de Os Curros». Entiende Bande que supone «un atentado patrimonial ao afectar ao máis importante conxunto histórico artístico de Toques, que recibe anualmente centos de visitantes».

La amenaza que consideran supone la granja de cerdos para el conjunto monumental de A Capela, la extienden en A Toca al ámbito medioambiental. Denuncian, así, el «impacto» derivado de «a xeración de malos olores, o tránsito de vehículos pesados e sobre todo o forte impacto contaminante sobre os solos e as augas». Explican que «a potencial contaminación das augas superficiais e dos acuíferos por nitratos e fosfatos proveniente dos xurros constitúen un perigo importante sobre todo cando a localización da granxa está a pouco máis de cen metros do río e do depósito municipal de augas».

 Críticas por las licencias

El colectivo A Toca critica a la Dirección Xeral de Patrimonio y a la Consellería de Medio Ambiente «por outorgar os permisos correspondentes», para una construcción que «implica a degradación desta paraxe singular» y «vai en contra do interese xeral do municipio e da comarca, incompatible cun desenvolvemento respectuoso co patrimonio artístico e medioambiental que a longo prazo agudizará a pobreza e despoboamento de Toques». Tampoco se escapa de la crítica política la coalición (PSdeG-BNG) que gobierna en Toques, con una «política contraditoria, xa que por un lado ten manifestado a intención de aproveitar como reclamo turístico e motor para a economía local este magnífico patrimonio arquitectónico e paisaxístico, e por outro, mostra permisividade e falta de sensibilidade ante o que consideramos un espolio e degradación dos recursos do concello». El alcalde de Toques, el socialista Miguel Buján, arguye que la licencia municipal para la construcción se concedió «porque cumpría con todos os requisitos legais». Buján asegura que desde su equipo de gobierno «vaise estar moi pendente e en alerta de que se cumpra a normativa en todo o momento».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Denuncian la construcción de una granja de cerdos cerca de un monumento BIC en Toques