Ingresan en prisión por tráfico de drogas cuatro miembros de una familia de Melide y Toques

La organización estaba formada por un clan familiar al que se le atribuye el blanqueo de más de 200.000 euros


Santiago / la voz

No se habla de otra cosa estos días en Melide y en Toques. De sendos municipios son vecinos los cuatro detenidos por la Guardia Civil en el marco de una operación que el pasado jueves desplegó un amplio dispositivo de agentes para registrar las viviendas en las que se residen en el casco urbano de la capital comarcal y en la parroquia toquense de San Martiño de Oleiros.

Los investigadores efectuaron tres registros domiciliarios en Melide, Toques y Boimorto, autorizados por el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arzúa. en los que se intervinieron 1,7 kilos de cocaína y dos armas de fuego que habían escondido en dobles fondos de una retroexcavadora, 2,45 kilos de marihuana, 30 gramos de hachís, seis vehículos, material informático y de telecomunicaciones, útiles para envasado y corte de droga, 4.780 euros en efectivo y documentación que probaría la existencia de un entramado para el blanqueo de capitales por valor de unos 200.000 euros desde el año 2014.

Los detenidos, a los que se les imputa un delito de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, y pertenencia a grupo criminal, fueron puestos a disposición judicial el sábado ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arzúa, que decretó el ingreso en prisión de todos los integrantes de la organización.

Los arrestados se enfrentan a una pena de prisión de nueve a catorce años según tipifica el articulo 370 del Código Penal, según  fuentes oficiales. Con esta actuación la Guardia Civil da por desarticulada «la mayor organización de narcotraficantes de la comarca de Melide», si bien no se descartan nuevas detenciones.

Tras la intervención de la Benemérita, los detenidos, dos matrimonios, pasaron a disposición judicial en Arzúa. La titular de la sede de instrucción de esa localidad decretó el ingreso en prisión de los detenidos por tráfico de drogas, entre otros delitos por los que se les investiga. Ha sido material de diversa naturaleza el incautado por la Guardia Civil. 

Revuelo vecinal

Esta operación, denominada Las Vegas, ha causado un gran revuelo tanto en Melide como en Toques, donde los cuatro detenidos, que llevaban un tiempo bajo vigilancia policial, son gente de sobra conocida. Se trata de dos hombres, padre e hijo, y sus respectivas mujeres. El registro domiciliario practicado por la Guardia Civil en el casco urbano melidense fue el que causó mayor alboroto entre los vecinos, sobre todo entre la comunidad del inmueble de la avenida de Lugo donde reside el matrimonio más joven.

Fue muy temprano, hacia las seis de la mañana, cuando los numerosos efectivos movilizados por la Guardia Civil para esta operación accedieron por sorpresa al interior de la vivienda, donde realizaron un exhaustivo registro que les ocupó prácticamente toda la jornada del pasado jueves.

De manera simultánea, otro grupo de agentes del instituto armado hizo lo propio en la residencia del matrimonio de mayor edad, sito en el vecino municipio de Toques. Además de la vivienda, los efectivos registraron la propiedad en la que se encuentra, de acceso protegido por un enorme portalón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Ingresan en prisión por tráfico de drogas cuatro miembros de una familia de Melide y Toques