Mireia Castro, violinista de Teo, cumple su sueño de lograr una plaza fija en la orquesta de la Ópera de Zúrich

Patricia Calveiro Iglesias
P. C. SANTIAGO / LA VOZ

TEO

Exalumna del conservatorio profesional de Santiago, la teense Mireia Castro ha conseguido una plaza fija en una de las orquestas más importantes del mundo, la de la Ópera de Zúrich, en donde aterrizó hace más de tres años como academista.
Exalumna del conservatorio profesional de Santiago, la teense Mireia Castro ha conseguido una plaza fija en una de las orquestas más importantes del mundo, la de la Ópera de Zúrich, en donde aterrizó hace más de tres años como academista. XOAN A. SOLER

Rebosante de ilusión, compartía con su familia a través de un mensaje la buena noticia: «Tres rondas y dos de ellas con cortina... ¡todavía no me lo creo!»

16 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Rebosante de ilusión. Así se encuentra Mireia Castro tras conseguir una plaza fija en la Opernhaus Zürich, conocida también como la orquesta del teatro de la Ópera de Zúrich. La instrumentista de Teo logró el único puesto libre como violinista academista en septiembre del 2018 al terminar su máster en Basilea. Hace dos veranos, tras el confinamiento, obtenía un contrato temporal en la famosa formación musical de Suiza. Decía entonces sentirse «como unha máis da orquestra». Y ahora lo es a todos los efectos, bajo las instrucciones de Andreas Homoki como responsable artístico y Gianandrea Noseda como nuevo director musical de la orquesta. 

La joven que soñaba con abrirse paso en el circuito internacional empieza a ver los resultados de tanto esfuerzo y compartía con su familia sus primeros pasos ya con plaza fija: «Tres rondas y dos de ellas con cortina... ¡todavía no me lo creo! ¡Los sueños se hacen realidad!». Hay que recordar que su melliza, Iria, es flautista y toca también en los mejores auditorios europeos.