La piscina de Teo mantendrá la actividad hasta junio del 2022 con la misma concesionaria

Emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

TEO

XOAN A. SOLER

El pleno deberá aprobar una prórroga especial del contrato

17 mar 2021 . Actualizado a las 00:31 h.

La piscina climatizada de Teo, de titularidad municipal y con servicio complementario de gimnasio, podrá mantener hasta junio del 2022 el mismo modelo de gestión con la actual concesionaria, BeOne. Así lo avanzaban ayer representantes de la empresa, que también gestiona la piscina municipal de Brión, y el Concello de Teo, que deberá ratificar en la próxima sesión plenaria, prevista para antes de Semana Santa, el nuevo acuerdo entre ambas partes.

La continuidad del servicio, que incluye las piscinas al aire libre que funcionan en la temporada de verano, se produce después de que el Concello teense y la misma empresa mantuviesen criterios distintos para afrontar las consecuencias que la pandemia está teniendo en la actividad de la piscina y el gimnasio, un servicio con alta demanda por parte de la población y también con un significativo aval al trabajo desarrollado por la empresa BeOne desde que se encarga de las instalaciones.

La nueva solución planteada por la concesionaria, y que el gobierno teense comparte, pasa por ampliar el contrato de gestión dentro de los márgenes que permite la normativa por la nueva realidad provocada por el coronavirus y no reclamar al Concello una compensación económica por el cese temporal de la actividad, otra de las alternativas que también prevé la legislación al respecto, y que ambas partes se llegaron a plantear.

El importe que solicitaba la empresa por el cierre de las instalaciones provocado durante los momentos más duros del confinamiento y del estado de alarma rondaba los cien mil euros, pero el cálculo municipal por el mismo concepto reducía el importe a prácticamente a la mitad.

Actividad garantizada

La alternativa aceptada por ambas partes debe obtener también el apoyo del pleno, que previamente abordará la nueva propuesta de la empresa en una comisión informativa no vinculante. El ejecutivo local confía en que la oposición (Partido Popular y BNG) avale la ampliación del contrato hasta principios de verano del próximo año, ya que ambas fuerzas políticas apoyaron al bipartito en minoría cuando rechazó la indemnización que reclamaba la empresa, pero populares y nacionalistas también pedían una solución que mantuviese la actividad de la piscina y el gimnasio de A Ramallosa. Y el nuevo acuerdo garantiza que no habrá cese de actividad.

El plazo máximo para ampliar temporalmente la concesión, según las estimaciones municipales, es junio del 2022. Para entonces se da por hecho que la situación será muy distinta a la actual, muy condicionada por la incertidumbre que provoca el covid.