La radio aficionada que se mantiene a base de cafés solidarios

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

TEO

xoan a. soler

A Xente de Teo podrá continuar medio año más gracias a 60 invitaciones simbólicas

18 feb 2021 . Actualizado a las 08:56 h.

El sábado se celebró el Día Mundial de la Radio y, aprovechando el acontecimiento, una emisora aficionada de Teo compartía su «agradecemento infinito» junto al siguiente mensaje: «A Xente de Teo segue vivo, polo menos durante un tempo, grazas a toda a xente xenerosa que quixo que isto fose posible e poidamos continuar con vós». El proyecto surgió en el 2019 para dar voz a las asociaciones locales, explica su impulsor, Iván Tourís. Cuenta el programador informático que surgió al amparo de una subvención, con la que se pagó el material técnico para realizar las emisiones y los gastos básicos. Pero la ayuda se acababa a dos años y, para poder seguir, inició una singular campaña de mecenazgo pidiendo aportaciones de 2 euros, en forma de cafés solidarios. Hasta ahora ha conseguido más de 60 invitaciones simbólicas a cafés, suficiente para financiar durante medio año más los servidores de la web y de la emisora, que «teñen un custe de aloxamento», aclara. Los contenidos son creados de forma altruista, renunciando a parte de su tiempo libre semanal, por el equipo de A Xente de Teo, un proyecto en el que colabora también la pareja de Iván, Patty Castro, cantante con experiencia como locutora y en el mundo de los audiolibros; el teense Miguel Lueiro (conduce un programa musical), Jorge Lamas (habla de nuevas tecnologías) o Miguel Castro (dirige el espacio infantil). «O bum démolo na corentena, cando empezou o estado de alarma. Emitimos un programa todos os días, de 8 a 9 horas, dando información sobre as asociacións, ao principio só de Teo, pero logo deuse cabida a outras, e a contidos e persoas de fóra do municipio. Agora, en Nova Realidade, seguimos a estela daquel programa, falando con xente de aquí e de noticias de aquí», señala Iván. Llegaron a picos de hasta 80 oyentes, «algo que nos parecía incrible», dice este exalumno de la USC de origen arousano y voluntario del Banco Municipal de Electrónica de Teo, afincado actualmente en O Milladoiro (Ames), donde tiene en su salón el estudio radiofónico casero. Explica que él presidía Aberteo, una de las asociaciones fundacionales junto a Trinxidoiro y A Rexionalista, a las que se sumaron luego media docena más. Y no descarta que lo que nació como algo vocacional, con el apoyo necesario, pueda llegar a profesionalizarse. Por el momento, sigue abierta la campaña de recaudación a través de cafés. Y, como recompensa para aquellos que no invitan a uno sino a varios, A Xente de Teo ha querido devolver el gesto haciendo una cuña radiofónica gratuita por cada cinco cafés y, por cada diez, aparte de lo anterior, incluyen un banner publicitario en la web en compensación a estos «megaconvites».

Nuevos placeros

La Praza de Abastos de Santiago dio la bienvenida a Avi y a Fran, dos nuevos placeros que abrieron sus nuevos negocios en la nave 1 el sábado pasado. El mercado del casco histórico incorpora así el puesto de Mori, con cafés procedentes de Paraná (Brasil), llegados de la hacienda Mori u otras cooperativas de la zona y tostados en Galicia. Justo al lado del anterior, desembarcó Muíño, que ofrece dulces y pan de Carballo artesano, cocido en horno de leña por panaderos con tres generaciones de experiencia a sus espaldas.

Un guion de premio

Ana Rodríguez Suárez y Andrea Peteiro Piñeiro, alumnas de segundo de bachillerato del IES de Arzúa, son las autoras de la obra ganadora del séptimo concurso de guiones contra la violencia de género convocado por la Diputación de A Coruña. Escondite inglés es el nombre del trabajo, premiado con 4.000 euros para el centro y un curso de realización de cortos donde producirán el vídeo a partir de su guion. El jurado, presidido por la diputada de Igualdad María Muíño, destacó sobre él su «boa estrutura técnica e unha dinámica moi traballada, que presenta a unha muller moi actual». La profesora Esperanza Rocamonde fue la tutora que apoyó a las alumnas arzuanas en este proyecto, que aborda de forma creativa las diferentes formas de violencia económica sobre las mujeres. «Para nós esta iniciativa non só premia un guión senón que contribúe a debater sobre violencia machista nos centros de ensino e, ademais, ten como resultado un produto audiovisual que supón unha lección para eliminar o machismo e vencer o feminicidio na linguaxe de mozas e mozos que están nunha idade fundamental para construír un futuro en igualdade», señaló Muíño.