O Demo de Reis, en casa y con mascarilla

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

TEO

El personaje típico del entroido tradicional en Teo no salió este año a las calles, pero quiso estar presente al menos de forma virtual en este atípico carnaval

12 feb 2021 . Actualizado a las 08:49 h.

Santiago Miguélez, de la aldea de Olveira, encarna desde hace una década a O Demo de Reis, una figura diferenciadora del entroido tradicional del concello de Teo y de esta parroquia en particular. Sin embargo, esta vez el famoso personaje carnavalesco se quedó en casa, aunque quiso estar presente de forma virtual compartiendo una imagen suya en la que no le faltaba ni su «pau» ni la mascarilla, dando ejemplo, para que el 2022 «nos pille trouleando». La cita virtual con el entroido da Ulla finaliza mañana con el último de los atranques vía streaming, desde la parroquia de Teo, de la mano del EntroidOn.

«Sempre fun medio trallas, e así acabei como o demo do entroido de Reis»

Emma araújo

Santiago Miguélez Buján tiene 33 años pero guarda inalterable esa mirada de pillo que desde hace seis años esconde bajo la máscara del demo de Reis, una figura especial del Entroido da Ulla de esta parroquia teense. Tan particular vestimenta recuerda, y mucho, a la mítica figura del Chewbacca de La guerra de las galaxias, aunque este demonio guarda, y no precisamente en la manga, un as cuya irreverencia fálica tiene mucho que ver con la fiesta transgresora que precede a la Cuaresma.

 

La historia del demo de Reis no es tan antigua como la del Entroido da Ulla, que surgió como burla ante la invasión de las tropas francesas, pero ancestralmente tiene relación con otros personajes como el boteiro de Viana do Bolo y el oso de Pobra do Brollón. El demonio anterior colgó tan particular hábito por cosas de la edad y la salud y Santiago Miguélez recogió el testigo. «O primeiro ano saín un pouco asustado», recuerda, pero con el paso del tiempo y por aquello de que el hábito hace al monje, ha perdido miedo escénico y durante los dos días de la fiesta los disfruta especialmente. A la pregunta de si el demo de Reis nace o se hace, este teense reconoce que la fiesta ya corría por sus venas. «Eu de pequeno xa era un trallas, e sempre participei no carnaval, primeiro no coro de bonitos, e así acabei como o demo do entroido de Reis».

Seguir leyendo