La cruda historia de Aurora y Manuela Liste se convierte en mural

La artista ordense Lidia Cao pinta a las hermanas de Teo que fueron víctimas de la represión fascista


Santiago / La Voz

Dos rostros de mujer. Ambas, con mirada decidida se perfilan en una de las fachadas laterales del pabellón polideportivo de Calo, en Teo. Se trata de Aurora y Manuela Liste Forján, unas hermanas de la aldea de Ameneiro que tuvieron una juventud difícil. La cruda historia de estas dos mujeres, víctimas de la represión fascista, tendrá a partir de ahora un poco más de visibilidad pues se ha convertido en mural de la mano de la ordense Lidia Cao, en la primera de las intervenciones impulsadas por el festival DelasFest.

La artista las dibuja junto a su medio de vida, el campo, y de brazos atados, tras conocer algunos de los capítulos de sus vidas a través de en un encuentro con la asociación A Oliveira —implicada en la recuperación de la memoria histórica y la defensa del patrimonio inmaterial teense— y de boca de un familiar directo como Eduardo Liste. Hace un par de años, Lola Ferreiro Díaz dejaba también constancia en el Consello da Cultura Galega de la biografía de Aurora, la más joven de siete hermanos, y Manuela, la quinta.

Habla en ella de cómo estas teenses «traballaron na casa dende ben pequeniñas»; la menor ayudando a su madre se ganó el apelativo de A leiteira de Calo (incluso tiene una estatua que la recuerda como tal en la Alameda de Santiago), y la mayor ocupándose de las tierras y animales. Criadas en una familia que defendía los ideales comunistas y sindicales, dos de sus hermanos fueron detenidos y asesinados, otros dos «fuxiron ao monte para protexeren as súas vidas», relata Ferreiro, y el quinto de ellos, Jesús, pasaría a la historia como Enrique Líster combatiendo el régimen en el V Regimiento. Aurora se ocupó a partir de entonces de llevar comida y ropa a sus hermanos encarcelados y al resto de presos, además de llevar provisiones y actuar de enlace con los huidos junto con Manuela. Su casa, empezó a ser asaltada a altas horas de la noche por los falangistas para averiguar el paradero de estos. Fueron golpeadas y maltratadas para que revelasen su paradero y nunca lo hicieron. Aguantaron estoicamente y, es más, se convirtieron en el pilar económico de la familia, una vendiendo leche puerta por puerta y la otra ordeñando a las vacas, cuidando al ganado y vendiendo los terneros, pollos, huevos... Destacaron por «o compromiso e solidariedade sen cancelas», subraya Lola Ferreiro, y ayudaron «a xente perseguida pola ditadura de mil maneiras».

Lucea cumple

El día amaneció nublado y a pesar de que el clima no acompañaba Sergio Lucea cumplió lo prometido y acudió a ayer por la tarde a la quedada con sus seguidores en Santiago. El tirón del popular skater y youtuber quedaba ya demostrado por la mañana en Ferrol, donde reunió a un buen grupo al que no le importó la lluvia. Y el viaje hasta la capital gallega tampoco fue en balde. En la skateplaza El Pasillo, detrás del Parlamento, también estaban esperando a este maestro del monopatín, quien dedicó hace unas semanas todo un vídeo a este espacio patinable de la plaza compostelana de la Constitución.

Sesión astronómica

Dicen que a la tercera va la vencida, y en el caso del congreso A Astronomía nas Rutas Xacobeas se cumplió. Tras dos aplazamientos, pudo por fin celebrarse la segunda sesión de observación, organizada por el Observatorio Ramón María Aller de la USC con el apoyo de la Xunta y en colaboración con el Concello. Esta reunió a unas 60 personas. José Ángel Docobo se encargó de dirigir la velada, que contó con una primera parte teórica y otra más práctica en la que los asistentes pudieron ver Saturno, Júpiter y sus satélites.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cruda historia de Aurora y Manuela Liste se convierte en mural