La Banda de Merza busca batuta y exporta directores a Teo

Francisco Fernández Pérez sustituye a Álvaro Varela Ferradás al frente de la formación coruñesa


Lalín/ Santiago

Con muchos años de historia a sus espaldas, la Banda Artística de Merza es cuna de talento musical y una cantera que no deja de dar grandes figuras. A finales del mes de octubre, David Fiúza se despedía como director de la formación para tomar la batuta de la Banda de Lalín y lo hacía después de presentar el último trabajo de la banda con un cedé titulado El amor brujo.

En los últimos meses, la formación cruceña estuvo bajo la dirección de un miembro de la propia banda, Marcos Fernández, que dirigió también el concierto de Reyes. La Banda continúa la búsqueda de director y desde la formación esperan ya poder presentar a la persona que tomará la batuta de la Artística en el plazo de alrededor de una semana. Mientras tanto, en Teo, la Artística continúa exportando directores. Doce años, que se dice pronto, pasó Álvaro Varela Ferradáns dirigiendo a la Banda de Música Cultural de Teo. El de Merza se despedía en diciembre en un concierto muy especial celebrado en la nueva iglesia de Milladoiro, donde se interpretaron algunos de los temas más significativos tocados a las órdenes del cruceño, como Libertadores, obra con la que consiguieron el primer premio en el festival internacional de Toro.

Ceder el testigo

Han sido muchas las satisfacciones durante este tiempo, destaca Álvaro, pero sentía que era el momento de dar a otro el testigo: «Foron 12 anos inesquecibles que pasaron súper rápido. Lévome unha morea de amigos, tanto músicos coma pais, directivos e veciños. Roubáronme un anaco ben grande de corazón. Pero a banda para min é un hobby. Aínda que me criei nisto, e vívoo moitísimo, eu son profesor no instituto en Lalín e hoxe a banda de Teo ten un nivel moi alto, polo que dirixila supón moitísimo traballo e dedicarlle horas, porque tratas con xente profesional e hai que estar á altura».

En esta nueva etapa de su vida, Álvaro busca «descansar e dedicar un pouco máis de tempo á familia». Pero no ha cedido el testigo a cualquiera.

Se trata de un trompetista, como él, además de amigo y exalumno suyo en la escuela de la Banda Artística de Merza. Francisco Fernández Pérez, que viene de dirigir a la Banda Xuvenil de Merza, ha cogido el relevo y, en principio, se espera que su concierto de presentación al frente de la formación teense sea el próximo mes.

Es uno de esos músicos a los que Álvaro ha visto crecer profesionalmente. Para él, uno de los motivos de orgullo es precisamente ese: «Das maiores satisfaccións que me levo é ver aos rapaces coller por primeira vez un instrumento e que cheguen a unha orquestra sinfónica de Suecia, como Tomé, ou a dar clase en centros educativos ou conservatorios coma Nico, Cacheda e tantos outros».

El listón queda alto para Francisco, pero ya viene con parte del camino andado, porque de algún modo ya formaba parte de la gran familia de la banda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Banda de Merza busca batuta y exporta directores a Teo