Teo asume la gestión de las guarderías a la espera del dictamen de la Xunta

El pleno del Concello aprobó la recuperación de la concesión con abstención del PP

.

Santiago / La Voz

El Concello de Teo ha dado el visto bueno a la memoria técnica y económica para la gestión directa de las tres escuelas infantiles del municipio, ubicadas en A Ramallosa, Calo y Os Tilos.

El documento quedó refrendado ayer mediante un acuerdo plenario propuesto por el grupo de gobierno (Anova y PSOE) al que se sumó el BNG, dado que el PP optó por la abstención señalando que, si bien no se oponía a la gestión directa, echaba en falta que el proceso no se hiciese con más tiempo para contar con toda la documentación.

El BNG apoyó la gestión directa por su apuesta por este tipo de modelo pero acusó al ejecutivo de mala planificación al señalar que en mayo no había manifestado abiertamente que optaría por esta fórmula. El regidor, Rafael Sisto, reconoció en el debate que el Concello está pendiente del informe competencial sobre la gestión directa de las escuelas, pero planteó como alternativa, en caso de que resulte negativo, que este servicio lo asuma la Xunta a través del Consorcio Galego da Igualdade e do Benestar.

Autonomía y sostenibilidad

Con todo, tal y como recoge la memoria sobre la viabilidad del cambio de modelo, el ejecutivo entiende que la gestión directa es la mejor de las opciones, sobre todo pensando en la calidad del servicio, sometido así a un mayor un control municipal que concede más autonomía a los centros, garantiza su apertura durante todo el año con horarios más amplios y evita un desfase económico importante.

Lo que sí dejó claro el Concello es que la gestión directa de las escuelas infantiles no persigue una reducción significativa de costes, como sí se plantea en otro tipo de servicios recién incorporados a la gestión pública, sino que la meta es que la sostenibilidad de las escuelas esté garantizada con un gasto similar a la que el Concello pagaba en los últimos años a la empresa gestora. Este importe, tal y como consta en la citada memoria, debe ser inferior a los 357.882 euros, una cantidad que surge de la media del desfase entre ingresos y gastos de los tres últimos años.

Este cálculo toma como referencia el dinero que el Ayuntamiento estaba pagando a las empresas concesionarias durante los últimos seis años. Estos importes oscilan entre los 390.551 euros del año 2012 y los 410.000 del 2017. A su vez, hace seis años Teo ingresó por subvenciones 80.789 euros frente a los 78.000 euros del 2017, ejercicio en el que el Concello asumió una inversión directa de casi 24.000 euros frente a los 7.730 euros aportados hace seis años.

En cuanto a los ingresos por las tasas que pagan los usuarios, con recibos mensuales que pueden oscilar entre poco más de 30 euros y 160, en función de la renta per cápita de la unidad familiar, la recaudación bajó de los 234.707 euros recaudados en el 2012 a 219.885 euros del ejercicio del año pasado.

La gestión directa provocará que la plantilla habitual de las tres escuelas, más de treinta personas, pase a trabajar para el Concello como personal subrogado de la anterior concesionaria del servicio. Esta plantilla se incorpora con un contrato indefinido y unas condiciones laborales prácticamente idénticas a las que tenían cuando eran trabajadoras de la firma adjudicataria de las guarderías.

A diferencia de lo que ocurrió con anteriores incorporaciones de servicios rescatados, el Concello ha optado por la subrogación automática como personal con un contrato indefinido. Durante el debate del cambio de gestión, el regidor defendió este modelo por cuanto garantiza los derechos laborales del personal de las guarderías pero diferencia su incorporación al Concello del de las personas que forman parte de la plantilla municipal tras superar un proceso público de selección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Teo
Comentarios

Teo asume la gestión de las guarderías a la espera del dictamen de la Xunta