Investigadores de la USC catalogan en torno a 120 petroglifos en el área de Santiago

Susana Luaña Louzao
susana luaña SANTIAGO / LA VOZ

TEO

ALBERTO MERA

Grabados de coviñas y combinaciones circulares son mayoría en un mapa en el que destacan Compostela, Teo y Ames

08 jul 2018 . Actualizado a las 19:10 h.

La revista Trabajos de Prehistoria publicó recientemente el primer análisis detallado sobre el inventario del arte rupestre gallego, un estudio que es obra de los investigadores Carlos Rodríguez Rellán, Alia Vázquez Martínez y Ramón Fábregas Valcarce, que forman parte del grupo de Estudos para a Prehistoria do NW Ibérico-Arqueoloxía, Antigüidade e Territorio da USC, con una de las trayectorias más fértiles en la Universidade, no en vano llevan desde la última década del siglo pasado estudiando los grabados históricos de la geografía gallega, sobre el que han publicado dos libros y numerosos trabajos en revistas especializadas.

Los investigadores echaron manos de los avances tecnológicos para evaluar el preinventario del Servizo de Arqueoloxía de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta y así situarlo y catalogarlo con técnicas estadísticas y análisis SIX, lo que les permitió interpretar los datos brutos y clasificar los grabados según su distribución geográfica y los tipos de petroglifos que predominan en las estaciones rupestres gallegas.

El mapa publicado por el grupo permite visitar cada una de las zonas y observar la cantidad de formas catalogadas y los grupos temáticos que predominan. En la actualidad se conocen en Galicia un total de 3.374 estaciones rupestres, con una mayor concentración en el suroeste de la comunidad. El área de Santiago no es la que presenta más grabados catalogados, pero son de especial interés los hallados en Santiago, Teo y Ames, que son los concellos con más presencia de petroglifos en el mapa. Figuran, además, los restos rupestres halladas en conjuntos rocosos de los municipios de A Baña, Brión, Dodro, Rois y Tordoia.