El área de Santiago perdió en cinco años una población equivalente a la de Trazo

El crecimiento de Ames, Teo y la capital apenas atenúa un declive demográfico que afecta a 18 de los 25 concellos de la zona

.

santiago / la voz

Es como si, en tan solo cinco años, el área de Santiago hubiera perdido una población equivalente a la del municipio de Trazo (3.186 habitantes en el censo del 2017) o casi a la suma de Boimorto (2.040) y Toques (1.173). Porque el dinamismo que muestra el cinturón metropolitano que conforman Compostela y los concellos vecinos de Teo y, especialmente, Ames apenas consigue moderar un declive demográfico que sigue mermando el censo de un área que entre el cómputo del 2013 y el del 2017 vio mermar su población en 3.000 vecinos, al pasar de 259.392 a 256.394.

En este período solo los tres municipios citados y los de Brión, Oroso (favorecidos también por su proximidad con Santiago), Melide y Vedra han conseguido ganar población. Ames sigue siendo un caso excepcional en Galicia. Su liderazgo como el concello de la comunidad con mayor diferencia entre el número de nacimientos y de defunciones que registra contribuye a afianzar su crecimiento. Entre el 2013 y el 2017 incrementó su censo en 1.146 habitantes. Teo ganó en esos cinco años 536 vecinos, y Santiago, 415. De un contexto similar, en cuanto a su proximidad y buenas conexiones con Compostela, se benefician Brión y Oroso. El censo brionés aumentó en 264 habitantes en ese período. Y el de Oroso ganó 21.

A otras variables responde la evolución positiva de Melide y de Vedra. En el caso de Melide, los 190 habitantes que incorporó a su censo entre el 2013 y el 2017 le permiten adelantar en población a Oroso. Por su parte, Vedra elevó su población en 43 vecinos.

Pese a estos balances expansivos, que sumaron 2.615 habitantes, el censo global de los 25 ayuntamientos del área de Compostela perdió un 1,16 % de población en esos cinco años.

Tordoia y A Baña encabezan la caída del censo en la comarca, al ceder más del 8 % desde el 2013

 

 

Los 18 municipios del área de Santiago cuyos censos arrojan un saldo negativo en los últimos cinco años de los que hay datos perdieron 5.613 habitantes entre los censos del 2013 y del 2017. Los mayores porcentajes de caída corresponden a Tordoia y A Baña, que sufrieron una merma de población superior al 8 %. Aunque entre los concellos damnificados por la crisis demográfica también figuran algunos de los más poblados de la comarca, como Ordes, Santa Comba y Padrón.

El mayor retroceso, siempre en términos porcentuales, lo ha experimentado Tordoia, cuyo censo cayó de 3.817 vecinos en el 2013 a 3.433 en el 2017, lo que supone un recorte del 10 %. En una dinámica similar se encuentra A Baña, que en el 2013 contaba 3.849 habitantes y cinco años después tenía 3.541, un 8 % menos. También destacan las mermas de población de Touro (-5,77 % en ese período), Trazo (-4,7 %), Santa Comba (-4,4 %) y Rois (-3,96 %). Tanto en Negreira (-2,93 %) como en Ordes (-2,77 %) el pinchazo de sus censos respectivos entre el 2013 y el 2017 se sitúa ligeramente por debajo del 3 %.

Iniciativa de captación en Rois

Pero el área de Santiago no solo contribuye a la profunda pérdida de población que arrastra Galicia. También tiene en marcha propuestas singulares para tratar de mitigarla. Es el caso de la que impulsa el Concello de Rois, que irá puerta por puerta para convencer de que se empadronen a los vecinos que no lo están. Un aliciente que vende es la facilidad de acceso a la vivienda, para lo que estudia adquirir una parcela y destinarla a pisos sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El área de Santiago perdió en cinco años una población equivalente a la de Trazo