La Xunta suprimirá puntos negros en cinco carreteras del área de Santiago

Las autovías de Brión y Teo copan la mayor parte de los 500.000 euros de inversión

.

santiago / la voz

La Consellería de Infraestruturas e Vivenda ha iniciado el proceso de licitación de obras para mejorar la seguridad vial y eliminar barreras en cinco carreteras del área de Santiago y su zona de influencia por un coste máximo de 500.000 euros. Las intervenciones que absorben la mayor parte del presupuesto se llevarán a cabo en las autovías de Teo y Brión y en varios de sus ramales. El resto de mejoras se reparten en tramos de Padrón, Pontecesures y A Estrada. En base a este cálculo, la Xunta estima que el proyecto beneficiará en primer término a una población de más de 135.000 habitantes, sin contar con el elevado volumen de tráfico de usuarios que utilizan estas carreteras con menor frecuencia.

El proyecto técnico reserva un importe máximo de 128.226 euros para 6,45 kilómetros de la autovía entre Santiago y Teo (AG-59). Y dentro de esta vía de alta capacidad, pero en el ramal de Cacheiras (AG-58), la inversión estimada por la Xunta supera los 75.000 euros, calculados para mejorar un tramo de 1,38 kilómetros. La carretera interior entre Os Tilos y Mosqueiros (AC-537) también está incluida en este plan de seguridad, que se va a aplicar a 680 metros de vial con un presupuesto de licitación que supera los 30.000 euros.

Las obras en la AG-59 mejorarán el sistema de drenaje, con la sustitución de las arquetas, la modificación del diseño de las cunetas y las barreras de seguridad. La intervención en los demás tramos de Teo son de similares características, con la salvedad de que en la carretera de Os Tilos se procederá a la demolición de una parte del bordillo para evitar colisiones.

La inversión estimada por la Consellería de Infraestruturas para borrar puntos negros de la autovía de Brión, la AG-56, ronda los 70.000 euros, aunque el ámbito de intervención es mucho mayor, ya que los trabajos de mejora de la seguridad vial se aplicarán en un tramo de 18,2 kilómetros, que discurre por los municipios de Brión, Rois, Lousame y Noia. En esta autovía habrá una intervención para eliminar el bordillo y otra de relleno con grava en las zonas de drenaje longitudinal. Los soportes de los carteles de las señales también serán sustituidos y se mejorarán las barreras de seguridad., con las que también se dotará al vial de Padrón (PO-214).

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta suprimirá puntos negros en cinco carreteras del área de Santiago