El colegio de Arcediago, en Santiso, aprueba con nota el curso

Natalia Rodríguez Noguerol
natalia noguerol MELIDE / LA VOZ

SANTISO

El conselleiro de Educación reivindicó la escuela rural en un acto en el centro

16 jun 2021 . Actualizado a las 23:47 h.

Es satisfactorio comprobar que todo esfuerzo tiene su recompensa, doblemente cuando se ve reconocido. Esa sensación, y el sentimiento de orgullo, tuvieron que invadir este martes a la comunidad educativa del CEIP de Arcediago, en Santiso, que acogió una jornada cultural en la que el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, aprobó los valores de la escuela rural, «unha das esencias máis importantes de Galicia, un símbolo da nosa identidade que hai que coidar e potenciar», afirmó. Y eso fue precisamente lo que se reivindicó en un acto que el director del centro escolar, Alfonso Muñoz, presentó como «unha posta en valor do ensino rural, e resultado dun traballo feito por un grupo de persoas que apostamos polo rural e pola nosa escola».

Profesores, familias, a través de la Anpa, y Concello de Santiso se dieron la mano para trabajar como resorte para la supervivencia de un colegio que logró, a pesar del lastre demográfico del interior, mantener la matrícula para el próximo curso. Cuarenta y tres escolares serán alumnos del centro, para el que su director demandó no caer en el olvido, inyectando al rural «recursos que teñen que ser considerados como unha inversión e non coma un gasto». Esa apuesta «estou seguro, agora que nos coñecen, de que será máis intensa», incidió, por su parte, el alcalde de Santiso, Manuel Adán. Y en defensa del rural y como profesora que es, la también artista Carmen Penim ofreció un participativo concierto a los escolares, tras el que valoró «a colaboración de todas as persoas implicadas na comunidade educativa» como «a clave para poder continuar no rural coa escola aberta».

Penim conoció el trabajo que se realiza en el CEIP de Arcediago por el reportaje que firmó para la radio pública estatal Severino Cagide, que también participó en el acto. La pieza radiofónica del periodista, con raíces en Santiso, fue el germen de una jornada cultural que concluyó con la actuación de la centenaria banda de música de Visantoña.