Cinco curas para 56 parroquias

La Iglesia reordena el arciprestazgo de Melide, Santiso, Toques y parte de Arzúa

la voz

No son omnipresentes, ni pueden multiplicarse como los panes. Los siervos de Dios en la Iglesia son mortales y cada vez menos. Hay crisis de vocaciones y demográfica en el rural. Pero la pérdida progresiva de habitantes no ha arrasado, de momento, con la distribución territorial por parroquias. Y allí donde hay una habitada, por poco que sea, sigue en pie una iglesia dedicada al culto y alguien que lo practica. Este es el panorama con el que se encontró el obispo de Lugo, monseñor Afonso Carrasco Rouco, en su visita pastoral al arciprestazgo de Abeancos, en el que solo 5 sacerdotes tienen que hacerse cargo de 56 parroquias, repartidas en los municipios de Melide, Santiso, Toques y Arzúa.

Lo único que suma es el peso de la carga de trabajo que soportan los párrocos, lo que ha obligado a la diócesis lucense a reorganizar en cuatro unidades pastorales su arciprestazgo coruñés. En cada una de ellas, «salvaguardando la integridad de cada parroquia», se ha establecido un centro interparroquial, de referencia, en el que se garantizará el oficio de una misa todos los domingos. «La presente reorganización -explican desde el obispado- se realiza tras haber escuchado las propuestas de los presbíteros pertenecientes a la zona y siguiendo las indicaciones que han ofrecido en vista de las formas pastorales adecuadas a su territorio y a sus circunstancias, para que todos los fieles, también aquellos que viven en el medio rural, puedan participar en la Eucaristía dominical».

¿Y cuál es esa reordenación y los párrocos asignados a cada una de ellas? La que sigue: José Manuel Melle y Francisco Moreiras son los curas de la unidad pastoral que abarca más territorio. Tiene su centro de referencia en San Pedro de Melide -o lo que es lo mismo, en la capital comarcal- y a él están adscritas las parroquias de San Cosme, San Salvador, Agrón, Os Ánxeles, O Barreiro, Campos, Cazallas, Folladela, Furelos, Leboreiro, Liñares, Maceda, Meire, Santa María, Moldes, San Martiño de Oleiros, San Martiño das Varelas, Vimianzo, Xubial y Zas de Rei.

El párroco Manuel Mato es el encargado de la unidad pastoral que tiene sus centros interparroquiales en Visantoña y Arcediago, en Santiso, para los núcleos de Barazón, Beigondo, Belmil, Niñodaguia, Novela, Rairiz, Ribadulla, Pezobre, Pezobrés, San Román, Santiso y Serantes.

Con el centro de referencia establecido en A Capela, la unidad pastoral de Toques, al frente de la que está el párroco Roberto Cea, abarca las parroquias de Brañas, A Capela, Gondollín, Mangüeiro, Santa Eufemia, San Xulián, Ordes, Paradela, Pedrouzos, Vilamor y Vilouriz.

Finalmente, el sacerdote Rodrigo Rúa tiene a su cargo la unidad pastoral con centro interparroquial en Rendal, Arzúa, para Baltar, Boente, Castañeda, Figueroa, Golán, Grobas, Maroxo, Orois, Rendal y Vilantime.

Cuatro

Con 5 centros de referencia

Están ubicados en Melide capital, Visantoña, Arcediago, A Capela y Rendal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco curas para 56 parroquias