Este treintañero abrió ya seis tiendas de moda y el pequeño imperio de O'Ruan llega ahora a Santiago

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Óskar Ruan, en el nuevo establecimiento abierto en Santo Domingo de la Calzada 6. O'Ruan cuenta en su tienda santiaguesa con un espacio de unos 80 metros cuadrados de cara al público y esta primera semana ofreció un descuento del 20 % por apertura (hoy es el último día de la oferta de bienvenida).
Óskar Ruan, en el nuevo establecimiento abierto en Santo Domingo de la Calzada 6. O'Ruan cuenta en su tienda santiaguesa con un espacio de unos 80 metros cuadrados de cara al público y esta primera semana ofreció un descuento del 20 % por apertura (hoy es el último día de la oferta de bienvenida). ALBA FURELOS

Óskar empezó a trabajar con solo 16 años en el bazar chino familiar, en O Carballiño

01 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Tenía unos 4 años cuando su madre se vino a trabajar a España. Con 13, Óskar Ruan dejó también China —junto a su hermano y su padre— para reunirse con ella y empezar una nueva vida en O Carballiño. «Mi familia tenía allí el típico bazar chino, Hermanos Ruan. Llevaba nuestro nombre porque mi hermano y yo hablábamos mejor el español que nuestros padres y éramos los que atendíamos al público. Yo empecé a trabajar allí con 16 años. Acabé el bachillerato y, cuando ahorré un poco de dinero, decidí montar mi propio negocio. Siempre me gustó el mundo de la moda y quería algo más que un bazar», recuerda un emprendedor que en 8 años ya ha abierto media docena de establecimientos en Galicia, el último de ellos en Santiago.

«La primera tienda de O'Ruan se inauguró en Ourense. Ese mismo año, abrí otra en A Estrada, porque vivía mi tío allí e iba muchísimo. Nos iba bien y fuimos a por una en Lugo. Allí nos encontramos con el problema de que era un local afectado por Patrimonio y estuvimos un año liados con trámites y arquitectos. Pensé en dejarlo, pero al final salió adelante. Surgió luego la oportunidad de tener en el centro ourensano una segunda tienda, más grande que la primera, que ya se nos quedaba pequeña. Y, en el 2022, vi un espacio disponible que me gustaba en O Carballiño. Como siempre quise tener algo propio allí, me lancé», cuenta con soltura y más acento gallego que chino Óskar, quien a sus 34 años ha extendido el pequeño imperio de O'Ruan hasta una nueva provincia.

ALBA FURELOS

Esta semana desembarcaba en la rúa Santo Domingo de la Calzada (la conocida como la cuesta de La Camelia). Allí ofrece prendas y complementos de temporada para mujer a precios reducidos, al estilo de Shein, con tallas que van desde la XS hasta una 54. «Nosotros lo llamamos pronto moda, que es un concepto que viene del italiano. De hecho, la mayor parte de nuestros artículos vienen de Italia. Son diseños que imitan a otras marcas, tipo Zara, al igual que ellas se inspiran en la alta costura y lo adaptan a su público. En este momento la prenda más cara que tenemos vale 60 euros y solo hay 6 unidades», aclara Óskar. «Nunca pensé que iba abrir una tienda en Santiago. En realidad, vine en enero de visita a ver a unos amigos y salió todo al ver libre este local... por eso no puedo decir que no habrá una séptima apertura, aunque no está en mis planes», añade un empresario del retail que además tiene un socio con el que comparte otro negocio dedicado a los pisos turísticos en Ourense. 

Para él, el secreto del éxito de O'Ruan no está en sus precios sino en «la atención personalizada». Él dirige hoy un equipo de más de una docena de empleadas, que considera como su segunda familia: «Yo siempre les digo que tenemos que conseguir que la gente salga contenta de la tienda, sean más o menos pesados y aunque no compren nada. Tenemos muchísima cantidad de ropa y a veces uno no llega a verla toda, por eso ellas juegan un papel importante a la hora de escuchar lo que el cliente busca y enseñarle lo que podemos ofrecerle».