El TSXG confirma la pena de 11 años de cárcel a un hombre por abusar de su hija, agredirla y obligarla a mendigar en Santiago

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Sede del edificio del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en A Coruña
Sede del edificio del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en A Coruña PACO RODRÍGUEZ

La madre de la víctima también fue condenada a dos años y nueve meses de prisión

30 nov 2023 . Actualizado a las 18:32 h.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha confirmado la pena de 11 años de cárcel impuesta por la sección compostelana de la Audiencia Provincial contra un hombre por abusar sexualmente, agredir y obligar a mendigar a su hija mayor en Santiago. La esposa del agresor y madre de la víctima, que también fue condenada a dos años y nueve meses de prisión por los delitos de violencia habitual cometido en el domicilio y de utilización de menor de edad para la mendicidad, también ha visto refrendado su castigo al rechazar el TSXG los recursos que habían presentado los acusados.

El matrimonio condenado, de nacionalidad rumana, trasladaba desde Padrón a Santiago en coche a su hija mayor, que entonces tenía 17 años y había dejado de estudiar al sobrepasar la edad que marca el límite de la escolarización obligatoria. Una vez en la ciudad, la dejaban en la puerta de distintos supermercados donde ella pedía dinero hasta que, ya de noche, era recogida por sus progenitores, a quienes entregaba lo recaudado. Esta situación se prolongó hasta que la chica cumplió la mayoría de edad.

Los dos condenados propinaban con frecuencia a sus dos hijas, aunque más a la mayor, «bofetadas, tirones de pelo o empujones, llegando su madre a golpearlas con una escoba o con una zapatilla y su padre con el cinturón», recogen los hechos probados de la sentencia ahora confirmada. Las agresiones se produjeron en varias ocasiones hasta que la hija mayor dejó de vivir con la familia el 10 de septiembre del 2018 «y tenían como motivos o pretextos, entre otros, el modo en el que la víctima desarrollaba las tareas domésticas que le ordenaban o el poco dinero que entregaba a sus padres tras mendigar», añade la resolución.

Además, a comienzos del junio del 2018, el padre de las niñas, cuando la mayor aún era menor de edad, le manifestó de forma insistente y repetida que quería mantener relaciones sexuales con ella y le dijo que si no accedía a sus pretensiones él se suicidaría. Ella acabó sometiéndose a la voluntad de su padre y en junio y julio mantuvo en repetidas ocasiones relaciones sexuales en el coche, en descampados y en alguna ocasión en la vivienda familiar.

Al matrimonio, que estuvo en prisión provisional por estos hechos desde el 22 de mayo del 2021 hasta el 13 de enero del 2022, se le suspendió el ejercicio de la patria potestad de sus hijos menores. Las penas ahora confirmadas por el TSXG incluyen, además, la prohibición de aproximarse y comunicarse con su hija mayor durante 17 años y durante cuatro años a la menor. La madre tampoco podrá hacerlo a ninguna de sus dos hijas durante cuatro años.