PP y PSOE denuncian la ausencia de la alcaldesa de Santiago en la invocación a San Roque

La Voz

SANTIAGO CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Verea y Muíños coinciden en que Goretti Sanmartín debe representar a todos los compostelanos en un voto de la ciudad cuya tradición se remonta a la peste que asoló Compostela hace más de 500 años

13 ago 2023 . Actualizado a las 17:56 h.

Los grupos municipales de PP y PSOE han reprobado la decisión del gobierno de Santiago de no enviar el martes a ningún representante al voto que la ciudad renueva con San Roque cada 16 de agosto. Borja Verea y Gonzalo Muíños coincidieron en presentar esa decisión como un paso más después de la ausencia en la Ofrenda al Apóstol, el 25 de julio pasado.

Verea señala que «o BNG da señora Sanmartín non termina de entender que se presentou a alcaldesa de Santiago con todas as responsabilidades que elo conleva. A primeira delas, representar a todos os composteláns, non só a uns poucos». Considera el líder de los populares en Santiago sobre la decisión de la alcaldesa que «mal empeza se se dedica a aplicar políticas sectarias pensadas só en clave de nacionalismo radical. Non entende Compostela», censura Verea, para quien la ausencia del gobierno local en la invocación a San Roque supone «unha falta de respecto absoluta cara aos veciños e a historia de Santiago». Verea insiste en enmarcar la decisión en una «actitude soberbia e sectaria», aunque también salpica en sus acusaciones al PSOE, al que acusa de ser «culpable por permitir este esperpento», en clara referencia a que facilitó la formación del actual gobierno.

Pero el PSOE santiagués no se queda atrás en la denuncia de la actitud del gobierno. Su portavoz en Raxoi, Gonzalo Muíños, asegura que «cando alguén asume un cargo político ten que asumilo con todas as consecuencias, aínda que non coincidan co seu ideario político». Muíños insiste que, tras el precedente de lo acontecido en la Ofrenda al Apóstol, «a señora Sanmartín segue negándolle a representación a unha gran parte dos veciños de Santiago aos que lles gustaría ver á máxima autoridade da cidade nun acto que trascende o relixioso». Subraya, en este sentido, el componente «cultural e de tradición» de una invocación a San Roque que se remonta a un acuerdo adoptado por los responsables municipales hace más de 500 años, después de que una epidemia de peste azotara Compostela. «Aquí non importa que asista Goretti Sanmartín ou non, importa que asista a alcaldesa de Santiago», advierte.

Por su parte, fuentes de Raxoi aseguraron que ningún concejal del gobierno compostelano asistirá al acto que, como cada 16 de agosto, se celebrará en la capilla de San Roque.