Escaravello, el negocio que puso en marcha una veinteañera cumple 18 años en O Milladoiro

SANTIAGO CIUDAD

Rosana Vázquez celebra con descuentos especiales esta semana el aniversario de Escaravello.
Rosana Vázquez celebra con descuentos especiales esta semana el aniversario de Escaravello. Sandra Alonso

Rosana Vázquez dice que su reto ahora es jubilarse en la misma tienda de moda y localidad de Ames

04 may 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Estudió en la Escola de Arte e Superior de Deseño Mestre Mateo, en Santiago. Colaboró con la diseñadora de vestidos de novia Helena Mareque y trabajó como dependienta en establecimientos de moda hasta que decidió montar uno propio. Rosana Vázquez Iglesias tenía 29 años cuando abrió Escaravello en O Milladoiro (Ames) y hoy, a sus 47, celebra que el negocio que puso en marcha siendo aún una veinteañera ha cumplido la mayoría de edad.

«En un principio mi idea era tener una tienda de ropa con diferentes estilos y meter mi propia marca. No sabía el tiempo que me iba a llevar la gestión de la tienda y todo lo que hay detrás: elegir las prendas, hacer los pedidos, la atención al público...», dice esta pequeña empresaria de Arca (O Pino) asentada en Ames. En un momento dado sí llegó a encontrar el tiempo necesario para hacer vestidos para los eventos que tenían sus clientas, y creó la firma Rosana Mangueiro (utilizando el mote que tenía su padre, al que reconoce parecerse mucho, y que a su vez heredó de su abuelo por ser de Mangoeiro, en Toques). «Era un trabajo que hacía en mis ratos libres y me encargaba del diseño, de buscar los tejidos, de la confección... de todo el proceso y no tenía vida. Lo aparqué porque soy muy perfeccionista y nunca me planteé tener una empleada en Escaravello porque me gusta estar con mis clientas. He adquirido esa confianza y esa relación cercana que hace que algunas entren y me digan: "Rosana, ¿qué tienes para mí?" Es un sueño que, quizás, vuelvo a retomar más adelante. En cualquier momento me da el punto y me pongo con ello».

Afirma esta pinesa, quien hasta ahora se cosió ella misma sus atuendos para asistir a citas especiales, que celebrar los 18 años de Escaravello «es para mí un orgullo. Ni se me pasó por la cabeza que podía aguantar tanto tiempo. Cuando abrí, esta era la única tienda multimarca de O Milladoiro con un precio medio-alto. La gente me decía que aquí nadie se iba a gastar tanto dinero en ropa y resultó que sí había una clientela que valoraba la calidad de las prendas, que salen muy buenas. Hoy no me arrepiento de haberme arriesgado tanto al principio, lo volvería a hacer con los ojos cerrados», asegura una mujer para la que el reto es ahora jubilarse en la misma tienda que reformó a su gusto -a partir de un local con sus muros en ladrillo- y en la misma localidad.

Cuando se inauguró Escaravello, Rosana vivía con una pareja en O Milladoiro. Nunca se planteó cambiar de ubicación, aclara, y para ella «venir andando al trabajo es una gozada». Durante esta semana está recibiendo muchas felicitaciones y mensajes especiales: «Que te digan, por ejemplo, que O Milladoiro mejoró con Escaravello es una alegría». Y, para celebrar el aniversario, ofrece un 20 % de descuento en la nueva colección hasta el sábado.