Detenidos los responsables del párking fantasma del aeropuerto de Santiago

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO

SANTIAGO CIUDAD

Vehículos aparcados en fincas de los alrededores del aeropuerto de Lavacolla el pasado mes de abril
Vehículos aparcados en fincas de los alrededores del aeropuerto de Lavacolla el pasado mes de abril xoan a. soler

El matrimonio había desoído la orden de presentarse ante un juzgado

21 sep 2022 . Actualizado a las 18:51 h.

La Policía Nacional ha detenido en Santiago al matrimonio responsable del párking fantasma que opera en el aeropuerto de Lavacolla y que ha generado numerosos problemas porque estacionan los vehículos de sus clientes en fincas, aparcamientos de restaurantes y gasolineras, en pleno monte y hasta en las cunetas de carreteras sin ningún tipo de vigilancia ni seguridad.

El arresto ha sido a petición de un juzgado compostelano, que emitió una orden requisitoria solicitando su búsqueda y localización para practicar diligencias en alguno de los varios procedimientos en los que están ahora mismo involucrados precisamente como consecuencia del aparcamiento, que opera de forma discutible y que ha ocasionado además un grave problema de convivencia en Lavacolla por los continuos enfrentamientos que el matrimonio genera con vecinos y con los propietarios de los párkings cien por cien legales que dan servicio al aeródromo compostelano: Párking Santiago y Párking Fly.

La actividad del párking fantasma provocó un gran caos en el aeropuerto la pasada Semana Santa, con cientos de clientes que tardaron horas en poder recuperar sus vehículos porque los responsables de este negocio de dudosa legalidad no se los entregaban ni les decían dónde estaban.

Aquel incidente y la pésima imagen que ofreció Santiago en toda España, ya que la noticia recorrió el país de punta a punta, motivaron la reacción tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, el Concello compostelano y Aena, que cerró las fincas de sus propiedad situadas en las inmediaciones del aeropuerto y que utilizaban los responsables del párking fantasma para dejar los coches de sus clientes sin ningún tipo de vigilancia, a la intemperie y en ocasiones estacionados indebidamente, lo que acarreó a los dueños multas de hasta 200 euros impuestas por la Guardia Civil.

El Ayuntamiento también señalizó como prohibido aparcar algunos espacios públicos en la parroquia de Lavacolla que el matrimonio detenido ayer también utilizaba para dejar los coches de clientes.

La forma de operar de este negocio es sencilla. Se anuncian a través de Internet ofreciendo un servicio de párking con precios más baratos que los demás, de unos cinco euros al día, por lo que atraen a muchas personas que les confían sus vehículos pensando que estarán debidamente custodiados y cuidados. No solo no es así, sino que la Policía tiene constancia de que en ocasiones los responsables del negocio llegan a utilizarlos personalmente. Muchos de los clientes ni tan siquiera se enteran de lo que ha pasado, porque les recogen y entregan los vehículos en el aeropuerto y ese es todo el contacto que tienen con la supuesta empresa a la que han contratado sus servicios.

Pese a la presión policial y judicial, está siendo difícil actuar contra ellos porque muchos de los damnificados no denuncian pese a las peticiones expresas de colaboración que han hecho tanto Aena como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.