El Clínico de Santiago aplica por primera vez en Galicia la cirugía robótica en otorrino

joel gómez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Una de las intervenciones realizadas en el CHUS
Una de las intervenciones realizadas en el CHUS cedida

Operó el jueves a una mujer y a un varón de lesiones en la base de la lengua

12 feb 2022 . Actualizado a las 10:41 h.

Cristina Dios, del servicio de otorrinolaringología del CHUS, realizó el jueves por la mañana las dos primeras operaciones con la técnica de cirugía robótica transoral —para boca y garganta— en Galicia. «Fueron dos operaciones de lesiones de la base de la lengua. Una está pendiente de confirmación histológica para determinar la existencia de un posible tumor. La primera fue de una mujer y después un varón», explica. Ambos pacientes evolucionaron bien: uno recibió el alta ayer y el otro se prevé que la tendrá hoy o mañana.

Cristina Dios destaca entre las ventajas que «es una técnica de cirugía mínimamente invasiva. Permite acceder a lugares a los que es difícil con otras técnicas; evita cicatrices que, aparte del problema estético que suponen, pueden limitar el habla y la deglución; evita además la necesidad de utilizar una sonda nasogástrica en el posoperatorio, y problemas para que la persona operada pueda comunicarse y comer sin problema los días siguientes. Para los cirujanos, nos permite además una visión mucho mejor, pues el robot Da Vinci aporta una visión tres dimensiones; y mayor precisión. Y con un instrumental que nos otorga una libertad de movimientos y una serie de actuaciones quirúrgicas, que con otras técnicas no son factibles», detalla.

Se reduce asimismo el tiempo de estancia hospitalaria tras la intervención: «son ventajas cosméticas y funcionales; y favorece que las personas operadas tengan menos efectos secundarios y complicaciones en el posoperatorio», agrega.

El tiempo del acto quirúrgico «es similar o incluso menor que con otras técnicas; aunque el montaje y la puesta en marcha del robot Da Vinci puede ser un poco más complejo. La intervención se realiza con anestesia general». Estas en el CHUS duraron algo más de una hora cada una.

Esta técnica «probablemente cambie el manejo quirúrgico del cáncer de orofaringe [incluye la base de la lengua (el tercio posterior de la lengua), el paladar blando (la parte posterior de la boca), las amígdalas, así como las paredes laterales y posteriores de la garganta], de amígdalas palatinas y de base de lengua. Puede tener aplicaciones en la apnea del sueño y en la búsqueda primaria desconocida en pacientes con cánceres de orofaringe en quienes no se ha descubierto con otras técnicas y que suelen estar localizados en la base de la lengua».

La cirugía robótica en Galicia empezó a utilizarse en julio del año pasado, tras dotar el Sergas de robots Da Vinci a las siete áreas sanitarias. Comenzaron a utilizarla los servicios de urología, y también está indicada para otros, como ginecología, cirugía general y otorrino.

La Consellería de Sanidade resalta que la utilización de esta técnica «achega beneficios a diferentes niveis, aos pacientes (maior seguridade, diminución da morbimortalidade, rápida recuperación), aos profesionais (maior precisión, fácil acceso, maior visualización, entre outros) e para a organización sanitaria (menor estadía hospitalaria, menos complicacións, maior atractivo para os profesionais)».