La cadena que abrió las puertas en España al poke llega a Santiago con sus «bowls gourmet»

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

El encargado y empleados del Tasty Poke de Santiago, abierto en la plaza de Vigo. El establecimiento abre todos los días (de 12.30 a 16.30 y de 19.30 a 23.30 horas) y es un negocio en el que las mascotas son bienvenidas. La acogida, dicen los socios, fue «muy buena. Mucha gente estaba desencantada con el poke y aquí descubrieron que sí que les gustaba».
El encargado y empleados del Tasty Poke de Santiago, abierto en la plaza de Vigo. El establecimiento abre todos los días (de 12.30 a 16.30 y de 19.30 a 23.30 horas) y es un negocio en el que las mascotas son bienvenidas. La acogida, dicen los socios, fue «muy buena. Mucha gente estaba desencantada con el poke y aquí descubrieron que sí que les gustaba». Sandra Alonso

Su desembarco, en un amplio local de la plaza de Vigo, fue obra de tres emprendedores treintañeros

29 ene 2022 . Actualizado a las 10:52 h.

Solo en Santiago, ya hay más de una docena de establecimientos especializados en poke. Este tipo de cocina, de origen polinesio, se ha convertido en una alternativa saludable al fast food tradicional cada vez más extendida. Y tiene un nuevo representante en la zona del Ensanche. Se trata de Tasty Poke, que abrió sus puertas al público hace justo una semana en la plaza de Vigo, ocupando un amplio local de 115 metros cuadrados (donde estuvo Pizza Móvil) con capacidad para 30 comensales. La cadena de restaurantes es conocida por ser la primera franquicia nacional que introdujo los poke bowls en España. Detrás de su desembarco en la capital gallega están tres treintañeros de Ourense, cuenta uno de ellos, Jacobo Areán, asociado con dos amigos (Rubén y Blas).

Juntos ya se aventuraron a abrir hace un año su primer Tasty Poke en Vigo, cuando las medidas sanitarias impedían todavía servir en sala, a pesar de que ninguno de ellos tenía experiencia al frente de un negocio hostelero. ¿Cómo se metieron en un jardín como este en plena pandemia? «Porque lo probamos en Madrid y nos gustó mucho el concepto, además de la forma de trabajar de esta franquicia, que es la número uno a nivel nacional en pokes. Defiende, básicamente, lo mismo que nosotros: lo natural, lo saludable, lo fresco y la calidad. Somos un poke gourmet. No trabajamos con pescado congelado, por ejemplo, y toda la fruta y verdura nos la sirven día a día», destacan estos emprendedores. Decidieron poner en marcha este año su segundo restaurante (el tercero de la cadena en Galicia) «porque Santiago es una ciudad que nos gustaba mucho, con este ambiente estudiantil, y con el impulso del año Xacobeo». Apostaron «fuerte por este proyecto», dicen, con una carta que ofrece 12 bowls ya combinados (2 de ellos veganos y los más demandados son Mr. Salmón y Spicy Tuna) y la posibilidad de que los clientes elijan ellos mismos los ingredientes a su gusto, con ocho salsas distintas a su disposición.

Destaca Jacobo que tienen un «menú de estudiante con un precio reducido, que incluye el poke y la bebida por menos de 12 euros» y avanza que de cara al próximo mes —cuando ya esté el servicio un poco más rodado— su intención es incluir también «desayunos healthies». Habrá desde yogur natural desnatado con granola y frutas frescas hasta tostadas prémium con salmón marinado, además de zumos naturales. Siguiendo la filosofía de la cadena, el restaurante santiagués es un local pet friendly en el que las mascotas son bienvenidas. La decoración incluye un columpio de cuerda y madera ya característico de la franquicia, así como una pieza realizada por un artista de la zona. En este caso, Mon Devane firma la tabla que se ve nada más cruzar la puerta. El diseño representa el famoso saludo hawaiano (shaka) convertido en símbolo surfero del buen rollo y la mano sujeta un paraguas como elemento representativo de Compostela. Con ello, el autor quería transmitir un mensaje positivo: «Al mal tiempo, buena cara».