Tras un año de retraso, la obra del cruce de Concheiros, en Santiago, ya solo está pendiente de los semáforos

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO DE COMPOSTELA

SANTIAGO CIUDAD

El cruce de Concheiros ha pasado a convertirse en una plaza de 6.000 metros cuadrados
El cruce de Concheiros ha pasado a convertirse en una plaza de 6.000 metros cuadrados PACO RODRÍGUEZ

La Consellería de Infraestruturas cuenta con poder dar por terminados los trabajos en febrero

27 ene 2022 . Actualizado a las 23:31 h.

Las reforma integral del cruce de Concheiros y las avenidas de Lugo y Rodríguez de Viguri debería haberse finalizado antes del Xacobeo del 2021, pero la aparición de numerosos problemas técnicos no previstos, entre ellos la antigüedad y mal estado de las tuberías que dan servicio de agua y saneamiento a muchos edificios de la zona, han hecho que la Xunta cruce ahora los dedos a la espera de poder cumplir la enésima fecha de inauguración: el próximo mes de febrero.

Los conductores llevan semanas viendo que casi todo está listo y el ritmo de trabajo hace tiempo que se ralentizó porque solo estaban pendientes unos alcorques y árboles que en los últimos días ya están colocados. Entonces, ¿qué falta ahora? Prácticamente nada. La Xunta, que es de la que depende la obra, explica que ahora mismo la empresa adjudicataria ya solo está pendiente de recibir los suministros necesarios para poder instalar el sistema de semaforización led.

La previsión con la que cuenta la Consellería de Infraestruturas es que los nuevos semáforos lleguen el próximo mes y su instalación no debería demorarse. La intervención, que ha supuesto un completo lavado de cara a la entrada del Camino Francés en Santiago se está alargando tanto que los vecinos están desesperados. No ya tanto por los trabajos que dependen de la Xunta, pero mucho más por los que contrató el Concello, que afectan a la calle Concheiros y que están tan retrasados que esta misma semana el Ayuntamiento ha tomado la decisión de abrir expediente a la adjudicataria —que es la misma que la del cruce— por no haber cumplido el último plazo autorizado para finalizar la obra, que era el día 22 de este mes.