El Concello precintó La Jarra por graves deficiencias eléctricas y exceso de ruido

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO

SANTIAGO CIUDAD

Pese a realizarse obras para solventar las irregularidades, el local sigue cerrado porque debe cambiar la titularidad

27 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El Concello de Santiago está empeñado en no dejar pasar ni una a los locales de hostelería, y muy especialmente aquellos que son objeto de denuncias vecinales por exceso de ruido. Sus acciones van encaminadas a evitar que se enquisten situaciones irregulares, lo que complica más su resolución posterior.

Hasta hace unas semanas, el trabajo se centró en dos de los locales de ocio nocturno de la rúa Alfredo Brañas: la discoteca La Facultad y el pub The Capital, que acaparan multitud de quejas vecinales; así como denuncias administrativas y judiciales. Ahora, en el departamento de Disciplina Urbanística, de la concejala Mercedes Rosón, están enfrascados en la resolución del expediente abierto a la cervecería La Jarra, de la rúa Santiago de Chile, uno de los clásicos de los años 90, que tras muchos tiempo de cierre, había vuelto a abrir sus puertas hace unos meses.

Denuncias vecinales

Tras recibirse denuncias de los vecinos, que se quejaron de exceso de ruido procedente de dicho local, la concejala explicó que se realizó una primera inspección de la cervecería por parte de personal de su departamento, que sacó a la luz cuestiones de cierta gravedad. Las irregularidades trajeron consigo el cierre cautelar del local, y su correspondiente precinto.