Parques infantiles con paraguas de serie

SANTIAGO CIUDAD

Cubierta sobre el parque de la plaza de Galicia, en Boiro, inaugurada hace unas semanas
Cubierta sobre el parque de la plaza de Galicia, en Boiro, inaugurada hace unas semanas CARMELA QUEIJEIRO

En Boqueixón y Frades ya hay dos y Santiago prevé un área cubierta en Santa Marta

17 ene 2022 . Actualizado a las 17:37 h.

Con cerca de 160 días de lluvia al año, disfrutar con niños al aire libre, y a salvo de resfriados, no es tarea fácil. Los parques infantiles se convierten en terreno abonado a las mojaduras, con columpios empapados, charcos al pie de cada tobogán y amplios espacios para correr expuestos a imprevistos chaparrones. Pero hay solución, y un buen puñado de ayuntamientos de la provincia la ofrecen a sus vecinos. Otros, están en vías de hacerlo. Los parques infantiles cubiertos están de moda. A ellos no hace falta llevar paraguas, porque lo llevan incorporado. Y bajo esa lluvia crecen como las setas, muchos al amparo del paraguas de ayudas públicas.

Desde que en el año 2015 Culleredo fue pionero con su cubierta multicolor sobre el parque de A Corveira, una docena de municipios más se han sumado a la tendencia. Con la pandemia apremiando, la búsqueda de alternativas de ocio lo más seguras posible convierte a los parques cubiertos en una de las mejores: en ellos ventilación no falta. Y los niños disponen de elementos de juego con los que entretenerse.

Su diseño, además, ha evolucionado. Y las cubiertas han dejado de ser meras techumbres para convertirse auténticos elementos de diseño urbano. La última muestra está en Boiro, donde a finales del pasado año se inauguraba el último ejemplo, levantado con fondos de la Diputación: un geométrico entramado de pórticos de madera sostiene una cubierta tipo pérgola de 700 metros cuadrados de policarbonato que resguarda no solo el parque de la plaza de Galicia, sino también la parada de transporte público contigua. Y que no solo guarece de la lluvia, sino que está hecha a prueba de rayos ultravioletas para controlar la radiación y el calor estival. Incorpora un sistema de iluminación solar fotovoltaica, que permite además disponer de cargadores USB para los usuarios.