Un carballo cae sobre parte de una casa en el sendero del Sarela, en Santiago

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Sandra Alonso

El suceso se produjo en la Ribeiriña, una zona muy transitada

16 sep 2021 . Actualizado a las 23:16 h.

Un nuevo susto alteró la tranquilidad que se vive habitualmente en San Lourenzo. Hace unos meses, una gran rama cayó en la zona de la carballeira y causó daños a una joven que caminaba en ese momento por el camino. Ayer, en las primeras horas de la mañana, un carballo centenario se desplomó sobre el gallinero de una casa de la Ribeiriña, junto al sendero del río Sarela. «Hubo suerte, porque no pasaba ninguna persona en ese momento», apunta el presidente de la asociación Río Sarela, Jon Brokenbrow. Los daños fueron un par de animales muertos, pero el «susto de los vecinos fue grande, porque es una zona muy transitada. Es un camino por el que pasan con frecuencia muchas personas».

El árbol, que fue retirado a media mañana, obstaculizó el paso, aunque las personas que emplean ese camino para ganar tiempo en sus desplazamientos siguieron cruzando por el sendero, si bien para ello fue necesario por un tiempo subir sobre el carballo.

El incidente de ayer no es el primero que se produce en la zona. Brokenbrow señala que es el cuarto roble que cae en el sendero, y que los vecinos están «hartos, porque todo el entorno se ve abandonado». Reclaman que el Concello adopte medidas para el mantenimiento de los espacios públicos y los privados. «Muchos están en fincas privadas. Es necesario que se cambie la forma de entender la protección del medio natural. Si los propietarios no cuidan el monte y no vigilan estado de los árboles, el Concello tendrá que actuar, exigiéndoles a los dueños que estén atentos». El presidente vecinal lamenta que la frase más repetida en las conversaciones con los vecinos sea que «hay que esperar a que se produzca un muerto para que hagan algo».