Ella crea joyas para el recuerdo a partir del oro o las piedras de piezas familiares

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Sandra Alonso

La orfebre Josefa Castro asumió Noroeste Obradoiro, en la compostelana Rúa Travesa, al regresar de su formación en Londres y Toronto

15 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Josefa Castro tenía claro desde muy joven que su futuro laboral estaría vinculado a la orfebrería. Sus primeros pinitos fueron en Noroeste Obradoiro, que comenzó su andadura hace unos 40 años de la mano de Antonio Ibáñez y Mariam Diéguez, y fue también ahí donde finalmente se asentó después de volver de una formación intensa en el extranjero. Josefa pasó por Londres, donde cursó estudios artísticos, que posteriormente amplió en Barcelona, en la Escuela de Arte y Diseño. Aunque ni mucho menos se quedó ahí. Sus ansias por aprender y desarrollarse profesionalmente la llevaron hasta Toronto, donde perfeccionó técnicas y modeló sus diseños. Tras años de periplos formativos en el extranjero, Josefa regresó a sus orígenes y hace unos 27 años asumió la gestión de Noroeste Obradoiro. En su taller de la rúa Travesa de Santiago copió el modelo de las cocinas en las que los clientes ven lo que el chef prepara. «La tienda-taller tiene 120 metros cuadrados, en los que se ve el trabajo que supone preparar una pieza», explica. Sus piezas son contemporáneas, pero «creadas con técnicas artesanales como el forjado en frío». Con su taller a la vista, Josefa quiere contribuir a reivindicar el valor del trabajo artesanal, «sin moldes, donde cada creación es única». La orfebre reconoce que «algunas piezas, las más grandes, pueden parecer caras, pero la realidad es que las horas que se necesitan para hacer un salero o un azucarero no se pagan. Muchas veces puede más el amor al arte, que la rentabilidad económica». Aún así, Josefa se muestra satisfecha, porque «una pieza de 40 horas de trabajo se vende, y se venden más de las que puedo hacer por tiempo». Su «amor al oficio» se refleja también en sus creaciones exclusivas. «En el catálogo hay objetos que se pueden comprar sin más, pero también se hacen piezas personalizadas». Uno de los trabajos que más aceptación tiene es el de crear una joya empleando «el oro o la plata de joyas de la familia, que no se adaptan al gusto actual. Se funde el oro o la plata, y se diseña una pieza colocando la piedra de unos pendientes de la abuela. Es una manera de mantener vivo el recuerdo». Josefa cree que se nota que las personas vuelven a lo cercano. «Los encargos personales aumentan, los hay de todos los precios. Tengo clientas que son tercera generación. Hay que adaptarse a las posibilidades de cada uno. La artesanía gallega está en alza. No solo en orfebrería, en otros campos también», apunta.

Letras en el Pico Sacro

El Roteiro Literario del Pico Sacro, organizado por el Concello de Boqueixón y Compos Tours, arrancó el pasado fin de semana y cosechó un rotundo éxito de participación. La ruta teatralizada, que partió el Centro de Interpretación del Pico Sacro, estuvo encabezada por la recreación de un guía excepcional, el mismísimo Castelao. Durante el recorrido hacia la cumbre del monte se fueron sumando otras figuras insignes de las letras gallegas como Avelina Valladares, Lamas Carvajal y Xosé Neiras Vilas. Todos leyeron fragmentos de sus obras vinculadas al Pico Sacro. Esta ruta literaria, que está enmarcada en el ciclo «Un mes e pico», ofrecerá una tercera y última sesión el domingo 26 de septiembre, a las 17.30 horas. Para poder participar es necesario reservar plaza, debido a las restricciones impuestas por la pandemia, llamando al 981 513 061 o en la dirección de correo boqueixonturismo@gmail.com. Tan singular experiencia bien merece un pequeño esfuerzo.

Por el Camino Inglés

El Concello de Oroso sigue avanzando con paso firme en su propósito de establecer vínculos y reforzar su apuesta por impulsar el Camino Inglés. Con ese objetivo, estos días recibió a un grupo de 12 prescriptores y representantes de diversas entidades británicas, una iniciativa que el Concello materializó con la colaboración de las oficinas turísticas de Londres y Dublín. Ejercieron como anfitriones el alcalde, Luis Rey, y el concejal y diputado provincial Antonio Leira.