Dos jóvenes de Negreira promocionan su negocio patrocinando al jugador del Dépor Diego Villares

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

«Seguimos la tradición de Feiraco, lo vemos como una inversión», señala Borja Dopazo

04 sep 2021 . Actualizado a las 13:50 h.

Arrancar en el mundo empresarial es una carrera de fondo que requiere de constancia y, sobre todo, de mucho esfuerzo y dedicación. Borja Dopazo e Iván Guardado tenían claro, cuando decidieron poner en marcha su empresa Debullar, con sede en Negreira, que deberían «echar muchas horas para lograr posicionarnos en el mercado». Pero «nos sobran ganas», apunta Borja. Los dos jóvenes emprendedores son ingenieros informáticos y venían realizando trabajos como autónomos desde hacía un tiempo. En junio pasado terminaron «con todo el papeleo que supone poner en marcha una empresa», y optaron por dar un paso más allá. Decidieron seguir la estela de otra firma de Negreira, Feiraco, y sumarse al patrocinio del Dépor. Claro que con algo más de modestia que la cooperativa láctea. Borja e Iván optaron por el patrocinio individual de un jugador, Diego Villares. Explican que, a la hora de seleccionarlo, «pensamos en un jugador joven. Tiene 24 años y su historia es paralela a la nuestra. Es un jugador con explosión tardía el en el fútbol, y nosotros, en el mundo empresarial. Además, Diego tiene muchas posibilidades de ser titular, así que para nosotros es una inversión por la visibilidad que dará a nuestra empresa». Borja , que se confiesa seguidor del Deportivo desde siempre, cree que «es una oportunidad es excelente. No la podías dejar escapar. Es un desembolso, pero creo que será rentable para nosotros. A fin de cuentas, aunque el Dépor esté en segunda, es un equipo de primera, con una repercusión de primera. Es una opción para pequeñas empresas, que no podrían entrar de otra manera», subraya. La empresa recién creada por Iván y Borja se centra en la creación de aplicaciones informáticas, «de esas que hacen la vida más fácil. Aunque algunos dicen que los informáticos complicamos las cosas, no es así. No se puede escapar del futuro», bromea Borja. Uno de sus productos estrella es el código QR: «Ya empezaban a verse, pero con la pandemia creció la demanda. Llegaron para quedarse, como la digitalización». Debullar trabaja en aplicaciones para gestionar los aforos, pero también «para facilitar el teletrabajo y ayudar a reducir la cantidad de papel que se acumula innecesariamente. La digitalización estaba en marcha antes de la pandemia y el covid solo vino a acelerar un cambio irremediable». Borja e Iván han arrancado con fuerza, y todo hace prever que el éxito lo tienen garantizado.

Amazonas campeonas

Ordes puede presumir de contar con tres amazonas que cosechan premios en sus competiciones. Julia Viaño Tobío, de solo 10 años, se hizo con la medalla de oro en la categoría Asento y Posición en la Copa Galicia, disputada en el Club Hípico Cemar de Mondariz. Su compañera Estela Ventureira Fraga, de 12 años, logró medalla de plata en el Campeonato Galego de Doma Clásica; y Sara Meixide, de 20 años, se hizo con la plata en la categoría Rider I. Las tres pertenecen al Club Hípico Amazonas y Caballeros de Oroso. Julia, la benjamina del grupo, casi se queda sin competir porque el campeonato coincidía con las vacaciones familiares, pero tras suspenderse el viaje por la enfermedad de un familiar, pudo acudir a Mondariz y aprovechó la máximo su oportunidad. Las tres tienen un futuro prometedor en el mundo de la hípica, y podrán seguir dejando a Ordes y a Oroso en los más alto.

XOAN A. SOLER

Premio Nóvoa Santos

Pilar Rodríguez Ledo, subdirectora Médica de la Estructura de Gestión Integrada de Lugo, Cervo y Monforte y vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), recibió ayer en el Paraninfo de la USC el Premio Nóvoa Santos de la Asociación de Médicos Gallegos. El galardón tiene la particularidad de que la ganadora designa para recibir parte de la dotación económica un proyecto de investigación -eligió el de Cristina Núñez- y un proyecto de humanización -el Centro San Vicente de Paúl, de Lugo-.