Un ambiente prepandemia abarrota Santiago en el tramo final del verano

Iván caride / S. L. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

PACO RODRÍGUEZ

Miles de visitantes desbordan el casco histórico y los accesos a la Catedral

29 ago 2021 . Actualizado a las 22:59 h.

El último fin de semana de agosto se antoja muy favorable para el sector turístico. La praza do Obradoiro volvió a reunir ayer a miles de turistas y peregrinos. Sobre todo nacionales, aunque poco a poco se dejan ver visitantes franceses, portugueses e italianos, algo que se evidencia en la multiplicidad de acentos e idiomas que se escuchan en las calles.

A pesar de las aglomeraciones en la zona monumental, no es complicado circular por las calles o encontrar un lugar donde sentarse a tomar algo. Así lo indican Victoria Rueda y Rafael Bernabéu, un matrimonio procedente de Almería que pasará unos días en Santiago. «No hemos tenido ningún problema para aparcar y el alojamiento ya lo teníamos reservado. Ahora iremos a tomar algo a un bar y a hacer unas compras de recuerdo», indican.

Y es que para las tiendas de souvenirs y los negocios hosteleros del casco histórico mantienen una gran afluencia de clientela. En momentos puntuales, las colas se sucedieron ayer para entrar en las tiendas, ya que todos los visitantes desean llevarse a casa un pedacito de Compostela.