Un emprendedor de Santiago crea una aplicación web para apoyar a la hostelería castigada por la pandemia

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

Emilio Domínguez desarrolló la aplicación web Orenpay.
Emilio Domínguez desarrolló la aplicación web Orenpay. PACO RODRÍGUEZ

Orenpay permite ver la carta, pedir e incluso pagar con el móvil para evitar largas esperas al cliente y dejar antes libres las mesas

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Un móvil puede hacer por la hostelería mucho más que escanear un código QR para ver la carta del establecimiento. Ahora también sirve para pedir la comida e incluso pagarla desde la mesa, lo que evita esperas innecesarias a los clientes y permite dejar el sitio libre antes para que otros lo ocupen. Esta es la idea que está detrás de Orenpay, una aplicación web creada por un emprendedor de Santiago de 32 años, Emilio Domínguez. Aunque lleva 7 años como desarrollador de software trabajando para muchos clientes, este es su primer proyecto a título personal.

Cuenta Emilio que la idea surgió antes de la pandemia, al encontrarse con una situación habitual: «Parte de una necesidad, la de estar en un bar o un restaurante esperando un buen rato para poder pedir, o para pagar, y no tener una solución tecnológica para eso. Pensé que se podía digitalizar este trámite, agilizar los procesos y ayudar con ello a la hostelería, un sector que con la pandemia sufrió mucho». La extensión de los códigos QR en los establecimientos a raíz de la crisis sanitaria le dio el empujón que necesitaba para ponerse manos a la obra. El ingeniero informático de origen rianxeiro, afincado en la capital gallega desde primero de bachillerato, comenzó a trabajar en Orenpay a finales del año pasado y en mayo estaba preparado para ponerla a prueba en el primer restaurante, en Madrid.

«Se está probando en negocios a nivel estatal y autonómico, dentro de Galicia, para perfeccionarla. Y seguimos buscando partners o clientes interesados en la aplicación, en su etapa de desarrollo, porque no considero que sea un proyecto totalmente terminado aún. Me interesa colaborar con asociaciones de hostelería o proveedores que vendan productos en este sector y que quieran ofrecer un servicio a mayores a sus clientes», destaca Emilio, cuyo proyecto fue seleccionado por el Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga) y presentado en O Encontro, una cita en la que se dieron a conocer 16 iniciativas gallegas de emprendimiento entre inversores y representantes de algunas de las empresas más punteras de la comunidad.