El modelo de reparto del casco viejo, primera acción del Compostela 2032

r. martínez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

XOAN A. SOLER

El centro logístico para minimizar la presencia de camiones costará siete millones

29 jul 2021 . Actualizado a las 00:27 h.

Organizar el reparto de mercancías en el casco viejo. Esa será la prioridad inicial del programa estratégico que el Real Patronato aprobó el domingo, junto con la configuración y ejecución de un proyecto piloto de actuación en parte del viario que bordea al casco viejo, el llamado primer anillo para su protección. Ambas intervenciones urgen por su propia naturaleza, pero también porque se pretende costearlas con fondos europeos Next Generation, una opción en la que descansa parte de la financiación de las inversiones que, por 281,5 millones, contempla el programa Camiño de Compostela 2032.

La ejecución de esos fondos ha de estar justificada en el 2026, según la gerente del Consorcio, Belén Hernández, quien ayer presentó las directrices de ese programa con el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo. Esas primeras acciones incluyen también -en la medida en que serán igualmente proyectos que opten a esos fondos- las Brañas de Sar y la adaptación como espacio verde de los terrenos del que había de ser el jardín botánico de la USC, cuyo tratamiento no será como recinto botánico, al menos inicialmente, pero que incorporará a la ciudad un amplio espacio verde ahora sin uso.

La organización de un nuevo sistema de reparto es el proyecto más adelantado y encaja totalmente en los objetivos de esos fondos, pero además se confía en lograrlos al ser una iniciativa sin parangón en ninguna otra ciudad española, según el alcalde. Santiago parte de la ventaja de trabajar ya en un programa innovador para la optimización de rutas y control de accesos y pesos de los vehículos, el que está aportando el programa Smartiago, que incorporará además dos vehículos eléctricos sin conductor y con diseño modular para esa función.