La nueva Silvouta: sin olores, sin ruidos y ejemplo de integración

r. martínez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO CIUDAD

CATUXA PRIETO

Acuaes, Xunta y Concello elogian el acuerdo pese a controversias pretéritas

15 jul 2021 . Actualizado a las 02:22 h.

Santiago contará con una depuradora sostenible, integrada en el paisaje, sin olores ni ruidos, con capacidad para tratar toda el agua que le llegue por el colector del Sar en tiempos de lluvia y con una calidad del tratamiento superior a la que exige la normativa europea, pero ajustada a la que reclamaba la Xunta dado el volumen que representa el agua que se revierte al Sar en relación al propio caudal del río.

Esas son las principales características de la planta que se levantará en Silvouta, en el lugar que ocupa la actual, aunque con el añadido de una parcela adyacente de unos 6.000 metros cuadrados. Será por ella por donde empezará la construcción de las nuevas instalaciones, lo que permitirá poder afrontar la obra por fases, hasta sustituir totalmente a las actuales sin que se resienta el servicio.

Dotada con un reactor biológico de membranas, una de las tecnologías de depuración más avanzada, será la planta más grande en esta modalidad en España y la sexta de Europa, según la directora de Acuaes, Rosa Cobo Mayoral, quien ayer presentó el proyecto en el Ayuntamiento junto con la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez; el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo; y el director técnico del proyecto, Jerónimo Moreno.