El comercio local anticipa rebajas en Santiago por temor al zarpazo de los grandes

Margarita Mosteiro Miguel
Marga Mosteiro SANTIAGO

SANTIAGO CIUDAD

Con descuentos de hasta el 70 % se ofrecen artículos de plena temporada

17 jun 2021 . Actualizado a las 00:03 h.

En plena ola de calor, el comercio compostelano se lanza a ofrecer los primeros descuentos y promociones para dar salida a artículos de plena temporada. La falta de regularización de las rebajas permite que cada comerciante decida cuándo y cómo iniciar los descuentos. Cada año, las rebajas se adelantan un poco más, y los clientes suelen verse sorprendidos por los carteles de la noche a la mañana. Ante el anuncio de que las grandes firmas iniciarán las rebajas a partir del próximo 24 de junio, los más pequeños optaron por mover ficha y comenzar a aplicar descuentos de entre el 30 y 70 %. Los primeros carteles aparecieron hace una semana, y a lo largo de esta se fueron sumando más establecimientos.

La medida tiene como finalidad adelantarse a los grandes, y conseguir así hacerse con una parte de la tarta. Fuentes del sector consideran que el consumo sigue sin reactivarse, por lo que temen quedarse nuevamente con gran parte de la mercancía sin vender. Desde Compostela Monumental, se calcula que el comercio minorista acumula unas pérdidas durante el período de pandemia de entorno al 70 % de media, que se eleva hasta el 90 % en el casco de los establecimientos estrictamente vinculados al turismo. Las rebajas se presentan como una posibilidad de hacer caja antes de que empiecen los descuentos que suelen acaparar el consumo.

Moda

Dentro del comercio, las rebajas que pueden verse estos días en Santiago corresponden fundamentalmente a los sectores vinculados a la moda, pero no solo a ellos. Las ópticas y los establecimientos de ropa del hogar también se suman a los descuentos; e incluso perfumerías de la ciudad lanzan promociones especiales. Aunque las rebajas están vigentes ya en casi todos los sectores, los más implicados son los de ropa y calzado. Como suele ser habitual, cada temporada, Springfield es uno de los primeros en colgar el cartel de rebajas. Después otros muchos siguen su estela. Florentino, en el Toural, ofrece un 20 % de descuento en una selección de artículos marcados con un punto rojo. Intimissimi ofrece descuentos del 50 % en la segunda prenda. Estas misma modalidad de descuento es la que ofrece el Hipercor, y El Corte Inglés. Dankara, un comercio de moda de mujer que acaba de trasladarse a un local nuevo en Alfredo Brañas, optó por un descuento especial de un día del 20 %; y Charol plantea rebajas del 30 % para algunos de sus artículos. Adolfo Domínguez arrancó con rebajas del 50 % en su establecimiento de República do Salvador, y Bimba y Lola anuncia diversos descuentos en productos seleccionados. También el sector de la ropa infantil ofrece descuentos de hasta el 50 %, como es el caso de OVS, en la rúa Doutor Teixeiro. Varios comercios de ropa de hogar se sumaron también a los descuentos, como Bertha con el 20 % en modelos seleccionados, y Mi Casa con promociones a lo largo de todo el mes de junio, y descuentos en sábanas de entre el 15 y 30 %, según modelos y medidas. El gremio de las ópticas también se suma a las rebajas, y así, por ejemplo, General Óptica ofrece un 50 % en gafas de sol y un 40 % en graduadas.

El sector insiste regular los períodos de descuentos

Para los portavoces del comercio, la decisión de algunos comerciantes de anticiparse a las rebajas de los grandes con descuentos es «un error». José Antonio Seijas, de la Asociación Comercio punto Compostela, considera una mala idea arrancar con descuentos «cuando la gente está empezando a comprar artículos de verano. No se han vendido los bañadores ni las sandalias, y ya se rebajan. Es un error». En su opinión, los pequeños no pueden competir «porque nuestros márgenes están ajustados a los precios de coste. Hacer un descuento del 70 % supone vender por debajo el coste, pero en el caso de los grandes, nadie sabe cuál es su precio de coste». El problema es que, al no estar reguladas las rebajas, «cada uno hace lo quiere». Seijas, al igual que José Ángel Blanco, gerente de Compostela Monumental, reclama que se regulen los períodos de rebajas.

Blanco cree que los pequeños comercios están «abocados a lanzar las campañas de rebajas antes de que empiecen los grandes, y aunque les digamos desde la asociación que es un error, hay que entender que están al borde». Su entidad comenzará a repartir los carteles de Rebajas esta semana, y «supongo que, los que no tienen las rebajas ya, tendrán descuentos en unos días». Seijas recordó que las rebajas «en su origen eran para liquidar las últimas prendas. No quedan todas las tallas ni todos los modelos. Ahora, en las rebajas hay de todo».