Dos multas seguidas para un bar de Santiago por triplicar el nivel de CO2 y por exceso de ruidos

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO DE COMPOSTELA

SANTIAGO CIUDAD

Una patrulla de la Policía Local, patrulla junto a la Nacional en Santiago para vigilar el cumplimiento de la normativa covid
Una patrulla de la Policía Local, patrulla junto a la Nacional en Santiago para vigilar el cumplimiento de la normativa covid Sandra Alonso

El bar, que está situado en la calle Frei Rosendo Salvado, fue sancionado por la Policía Local el viernes y el domingo

14 jun 2021 . Actualizado a las 21:25 h.

El pasado fin de semana ha sido tranquilo en Santiago en lo que a multas por incumplir la normativa covid se refiere salvo por un bar del Ensanche sancionado de forma consecutiva por triplicar el nivel de dióxido de carbono (CO2) y por exceso de ruidos.

La primera de las multas impuestas por la Policía Local compostelana a este establecimiento de la calle Frei Rosendo Salvado fue el viernes. Los agentes que se personaron en el bar comprobaron que en ese momento había veinte personas en él, por lo que no superaba su aforo, pero sí había mesas demasiado cerca unas de otras, por lo que no se respetaba la distancia de seguridad.

Lo peor vino después, cuando los policías revisaron el medidor de CO2 que es ahora obligatorio para reducir las posibilidades de contagio por coronavirus en espacios interiores. En este caso, el incumplimiento fue mayor, ya que el bar triplicaba el máximo permitido, que está situado en 800 ppm (partes por millón), y arrojó tasas de 2.200 y 2.400. Ante esta situación, se procedió a la identificación del propietario y a comunicarle que se le iba a sancionar.

Poco escarmentó el dueño del establecimiento, ya que el domingo la Policía Local tuvo que volver a visitarle, en este caso por exceso de ruidos. Además, los agentes incluyeron en el parte que había 44 personas en el local, por lo que no se superaba el aforo máximo, pero que cuatro clientes tenían la mascarilla bajada en el interior y que se la subieron cuando vieron llegar a los agentes.