Tráfico defiende el límite a 30 en ciudad para proteger a los peatones, que son hasta el 75 % de los muertos en vías urbanas

Xurxo Melchor
Xurxo Melchor SANTIAGO

SANTIAGO CIUDAD

Ángel manso

El 90 % de los atropellados a 50 km/h acaban falleciendo, cifra que se rebaja a solo el 10 % con la nueva velocidad máxima permitida

12 may 2021 . Actualizado a las 19:11 h.

En Galicia, entre el 60 y el 75 % de los fallecidos en accidentes de tráfico en vías urbanas son peatones que sufren atropellos, algo que para la jefa provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) en A Coruña, Victoria Gómez Dobarro, es, por sí solo, «razón más que suficiente para darle la vuelta a los límites de velocidad» cuya reforma entra en vigor a partir de hoy y que limitan a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima autorizada en las calles de calzada única con solo un carril de circulación por cada sentido, que son la mayoría en las ciudades gallegas.

La DGT y el Gobierno de España han escogido Santiago para hacer la presentación oficial de la reforma del Reglamento General de Circulación por sus buenos datos en seguridad vial, ya que la capital gallega ha logrado reducir la mortalidad en sus vías, en las que en los últimos siete años solo ha fallecido una persona. Fue un peatón que resultó arrollado el 27 de septiembre del 2016 en la avenida de O Restollal, una de las pocas por las que se podrá seguir circulando a 50 kilómetros por hora en la ciudad, pero en la que ahora existe un radar fijo que ha rebajado notablemente la velocidad a la que transitan los vehículos por esta zona. 

Gómez Dobarro insistió en que, «a 30 kilómetros por hora, según los estudios técnicos, el 10 % de las personas que hubiesen resultado atropelladas habrían fallecido, mientras que a 50 kilómetros por hora esa cifra se elevaría hasta el 90 %», lo que para la responsable de la DGT en la provincia de A Coruña demuestra lo necesaria que era la nueva norma que ahora entra en vigor. «A partir de ahora los concellos tienen que llevar a cabo una labor pedagógica muy importante, porque hay que concienciar y convencer», aunque vaticina que será «bien asumida» por los ciudadanos.

En el acto en Santiago también estuvo presente, además del concejal de Mobilidade compostelano, Gonzalo Muíños ( PSdeG-PSOE), la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, que recordó que la nueva norma que limita a 30 kilómetros por hora la velocidad en las ciudades «nace dunha petición da Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que viña apoiada por numerosas cidades, entre elas Santiago, que xa viña poñendo medidas de reducción da velocidade».

La nueva limitación, sostiene López-Rioboo, está más que justificada por los estudios técnicos que maneja la DGT «porque disminúe as víctimas mortais» y para lograr que la reducción de la siniestralidad y de la mortalidad en carretera que logró la normativa hasta ahora vigente se haga ahora extensiva a los espacios urbanos «e por iso aprobamos estas novas medidas, que xa son de obrigado cumprimento». La representante del Gobierno de España también considera que los nuevos límites reducidos de velocidad en ciudad son «unha medida amable».

Límite pintado en la calle Pena Trevinca de Ourense

Las ventajas de los nuevos límites de velocidad: Menos ruido, menos contaminación y similares velocidades medias

monica p. vilar

Son conscientes de que los nuevos límites serán recibidos con reticencias por muchos conductores, pero los expertos en movilidad tienen claro que las pros de la medida ganan a los contras. «Suporá vantaxes en termos de seguridade, de accesibilidade, de mobilidade e ata de saúde», resume Gael Sánchez, director técnico del gabinete de estudios territoriales avanzados Terravanza

La mejora de la convivencia con otros sistemas de movilidad, como ir a pie o en bicicleta es uno de los puntos fuertes. Circular será más seguro para peatones y ciclistas, pero además «menores velocidades implican menos espacios necesarios para el tráfico» destaca Javier Vázquez, responsable del departamento de movilidad y transformación urbana de la empresa de ingeniería Eptisa. Esto permitirá reorganizar el espacio público, mejorando las áreas destinadas a caminar o circular en bici, así como las zonas humanizadas para disfrute de la ciudadanía.

Seguir leyendo